Featured Post

NORTH-AFRICAN IMMIGRANTS IN RURAL CENTRAL SPAIN

( This paper was never published. Some 12 years old, still worth reading and give consideration. It is reproduced here to anyone's curio...

Tuesday, September 09, 2014

Un 11 de setembre pacific, multitudinari i definitiu

Article publicat a DiariMes el 9 de setembre


..

5 comments:

Pip Pop said...

Yo me pregunto cómo una persona de antepasados aragoneses y tal vez castellanos; apellidos Allué y Martinez, puede renunciar a sus orígenes y dejarse llevar por el independentismo catalán.

Cómo alguien de orígen aragonés puede dejarse seducir por esto...desde el punto de vista psiquiátrico/sociológico es algo que me fascina.

Salvando todas las distancias me recuerda a los etarras de orígen zamorano o extremeño y no pretendo que sean hechos comparables. Pero sí ese poder de seducción del nacionalismo visto tantas veces en el mundo.

Usted, pediatra y entiendo que persona culta tal vez tenga la explicación...que no sea la consabida justificación nacional/independentista sino algo más de tipo médico/psíquico...

xallue said...

Gracias por el "comment". No se si puedo responder a la pregunta en breve. Mejor quizá que la encuentres leyendo las entradas anteriores sobre este temade este blog, que son un puñado. Con los orígenes cada cual puede hacer lo que quiera. Jefferson y Bolívar, por ejemplo. Yo no renuncio a nada. Ni al valle de Ordesa, ni al Museo del Prado, ni al Coto Doñana.
Y no, no estoy seducido; más bien empeñado en seducir. Y desde hace años.
Tampoco es nacionalismo. La independencia del estado español es una posición política. Y libérrima. Porque a este estado no hay quien lo aguante y aquí tenemos ahora una oportunidad: si no podemos cambiarlo, nos vamos.
La condición clínica del independentismo catalán es la normalidad: queremos un país normal. Que pueda decidir su destino. Que no dependa de condicionantes que ni nos convienen, ni nos protegen, ni nos hacen justicia.
Pasado mañana nos vamos a ver en las avenidas de Barcelona para hacerlo patente.

Pip Pop said...

De nada.

Lo siento pero sigue sin contestar...¿Cómo una persona de raíces aragonesas se transforma en alguien con ideas que le inducen a romper política y emocionalmente con sus propios orígenes?
¿Cómo una persona apellidada Allué puede formar parte de un grupo humano que rompe con el vínculo de los padres de sus padres?
¿Donde se rompió el vínculo psico/sentimental?

Usted no me ha contestado.

Todo el resto del discurso no me interesa, lo siento.

Cuando uno tiene un problema en casa, la solución no es romper el statu quo sino repararlo.

PS.: No entraré en debates de tipo político, libérrimos o no pero...¿Tal vez aguanta mejor una comunidad del 3% donde el autoproclamado gran patriarca resulta ser otro chorizo como los demás?

xallue said...

Bueno, pues voy a intentarlo una vez más. Me parece que esa conjunción de un vínculo psico/sentimental con un apellido no forma parte de mi realidad.
Y, además, no creo que exista.
Los apellidos nos alcanzan por muchas vías, las más veces administrativas. En el caso de los topónimos representan una procedencia de un lugar del que alguien se fue. Cosas de la emigración.
En mi familia, alguien cruzó del valle de Basa al de Broto, por un monte abrupto y duro, y se estableció en Asín. Y hace más de 150 años que un José, que criaba mulas, se bajó hasta la meseta castellana y nunca volvió la vista atrás. Un nieto suyo fue diputado de la 1ª República por Valladolid. Por la diáspora de después de la Guerra Civil, mis padres emigraron de Castilla a Cataluña porque se vivía mejor.
Pero mi abuela materna era inglesa, pues su padre vino al sudoeste de España a construir ferrocarriles. ¿Por dónde debe andar mi vínculo? ¿Debería ser más fiel a mi genoma mitocondrial, que trasmiten las madres? God save the Queen!! ¿O debo recoger todas las estaciones de la emigración desde cuando el primer H. sapiens salió del Valle del Rift y se vino a Europa por Palestina para dar con sus huesos--literalmente sus huesos--en Atapuerca?
Mi nieto Pol, con mi apellido a cuestas, nació en Etiopia y vive y estudia en el cantón de Zurich, con su norteamericana madre y sus hermanas. Cuando, en unos años, tenga que hacer el servicio militar en el ejército suizo, no creo que le vaya preocupar mucho unos orígenes pirenaicos ni que se le rompa vínculo alguno.
Todos somos emigrantes. A mi me ha tocado un tiempo en un par de países al otro lado del charco.
Quizá lo expliquen mejor los millares de catalanes de origen español--andaluz, murciano, aragonés, extremeño--que forman las filas de Súmate!. (http://www.sumate.cat) Independentistas convencidos que, simplemente, quieren votar.

Pip Pop said...

Muchas gracias, ahora sí.

Muy interesante, parece que ha estudiado su genealogía, lo cual es muy loable. Asín de Broto, por si no lo ha visitado, es hoy un lugar idílico con un bonito y coqueto museo sobre las brujas.

Entiendo lo de su antepasado, efectivamente el paso del valle del Basa al de Broto era una aventura en aquella época. Hoy, por fortuna, se hace cómodamente en unos minutos por una buena carretera moderna y cómoda...

Efectivamente su vínculo no pertenece a ningún lugar y pertenece a todos, se puede decir que el apellido Allué ha recogido procedencias diversas y se ha hecho universal en su familia...lo cual es paradójico comparado con su pensamiento. Normalmente la cultura abre las mentes, las vuelve más críticas y a la vez más benevolentes; más racionales en suma, con la realidad que nos toca vivir. No hay nada perfecto, pero lo que tenemos no es tan malo si nos comparamos con otros. Todo ello sin perjuicio de luchar por mejorar.

Gracias, una vez más, por su explicación.

P.D.: Votar se vota cada 4 años que yo sepa, y nadie se lo impide.

Y no olvide dos cosas: si que usted vote significa que a otro le quitan un derecho a opinar sobre algo que le afecta gravemente, entonces vamos mal. La otra es que si el que usted vote de forma no pactada ha de suponer un quebranto grave para la sociedad en la que vive y la que le rodea, es mejor pensarlo dos veces por las consecuencias no deseadas y graves que eso pueda acarrear para todos. No todo vale.

Ah, y de origen español son todos, los catalanes también. Desde los reyes católicos al menos, sino antes. Pero esa es otra historia.