Monday, May 25, 2015

Matrimoni i patrimoni

Article publicat avui a DiariMés



..

Thursday, May 21, 2015

El dia 26

Article d'opinió publicat a DiariMés de 21 de maig del 2015

http://www.youblisher.com/p/1141912-Diari-Mes-2-795/ , a la pàgina 26!



--

Saturday, May 16, 2015

Historia, proyectos y proyecciones de la sanidad y la salud en Catalunya


Publicado en 

Salud 2000
Política Sanitaria, nº 146, mayo 2015

Xavier Allué. Antropólogo médico. Consultor docente, Universitat Oberta de Catalunya.

 La sanidad, la atención a la salud en Catalunya siempre ha tenido algunos rasgos peculiares. La actividad asistencial siempre se vio acompañada de iniciativas más teóricas sobre la noción de la salud, la gestión de la asistencia y el ejercicio de la medicina. Incluso en 1976, los Médi- cos y Biólogos de Lengua Catalana (1), reunidos en Perpiñán porque, muerto el dictador, aún no estaban las cosas para ciertas actividades, llegaron a presentar una nueva y avanzada definición de salud: aquello que permite una existencia
autónoma, solidaria y feliz.
Tampoco sería una novedad porque planes y proyectos sanitarios para Catalunya se vienen elaborando desde cuando la Mancomunidad, a principios del siglo XX.
Durante el primer gobierno de la Generalitat, tras constituirse las comunidades autónomas, se elaboró un proyecto detallado de cómo debería ser la sanidad en Catalunya desde la Consellería, en la que se habían integrado numerosas personas procedentes de la oposición al franquismo (y más concretamente del PSUC). El primer «Pla de salut» (2) delineaba las estructuras tanto organizativas como asisten- ciales en lo que sirvió de base para el desarrollo de la sanidad en los siguientes años. Las competencias en sanidad fueron transferidas a la comunidad autónoma de Cataluña en 1980, durante el primer gobierno de CiU. Se transfirieron las competencias, pero no los recursos económicos, que fueron objeto de negociaciones posteriores, pero nunca de forma completa o satisfactoria. A partir de la publicación de la Ley General de Sanidad y con las competencias asumidas se desarrolló lo que se ha dado a conocer como El modelo sanitario catalán (3). El proceso se consolida con la aprobación y puesta en marcha de la Ley de Ordenación
Sanitaria de Catalunya (LOSC) en 1990 (4). Diversas fuentes oficiales de la Generalitat, del Colegio Oficial de Médicos, de diferentes universidades en programas de formación han escrito largo y tendido sobre la sanidad cata- lana y sus características. Además, fuentes privadas, de gabinetes de estudios como CAPS (5), los consorcios hospitalarios o los de organizaciones sindicales, han aportado su visión de cómo es y, también, cómo debiera ser la sanidad en Cataluña.


                                         Nadie ha aportado jamás pruebas creíbles, ni contables ni clínicas, de que la gestión privada sea mejor
La XHUP
La realidad catalana, por la que los centros hospitalarios dependientes de lo que fue el Insalud o el INP apenas cubrían la asistencia de la mitad de la población, y las dificultades de inversión llevaron a los gobienros de CiU a diseñar un modelo en el que se integrasen en la red asistencial pública to- da una serie de centros, algunos de nivel terciario como el Hospital Clínico de Barcelona o el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau. Se trata de hospitales de titularidad semi-privada, gestionados por fundaciones, patronatos o directamente por los ayuntamientos que, desde tiempo casi inmemorial (6), se han hecho cargo de instituciones asistenciales y hospitales locales. Gradual- mente, a la XHUP (acrónimo en catalán de Red de Hospitales de Utilización Pública) se han ido incorporando hospitales existentes, otros reformados y otros más de nueva creación en diferentes municipios medianos y cabeceras de comarca, de manera que «no haga falta recorrer más de 30 km para encontrar un hospital en Catalunya», como anunció la Generalitat. La mayor parte de estos centros se agrupa en dos organizaciones patronales: la Unió Catalana de Hospitales y el Consorci Hospitalari de Catalunya. El régimen económico de estos centros es el del concierto con el CatSalut, el macroorganismo que ges- tiona los recursos económicos y fun- cionales de la Consejería de Salud en la estructura de la Generalitat.

El Institut Catalá de la Salut
El Insalud catalán se encuentra también bajo el paraguas del CatSalud, aunque mantiene una autonomía de gestión y un régimen estatutario para sus empleados. Lo forman ocho hospitales, cuatro en el área metropolitana de Barcelona, uno en cada capital de provincia, más otro en Tortosa, la población grande más alejada de la capital. Y , además, la red de Asistencia Primaria de Centros de Salud por todo el principado.
Lo que podría entenderse como ha- cer de la necesidad virtud, al considerar públicos los hospitales que, simple- mente, funcionaban con dinero público, ha encubierto una gradual pulsión hacia la privatización de la asistencia y, también, una serie de casos de corrup- ción flagrante que resultan escasamente edificantes y que ponen en cuestión todo el modelo. (El último el tremendo caso Innova al insertarse más de 3000 prótesis de cadera defectuosas en connivencia de hospitales privados y una empresa fabricante con fuertes ligámenes con el ayuntamiento de Reus, con más de 70 personas imputadas)
La asistencia primaria, en cambio, ha mantenido la organización y estructura del antiguo INP de ambulatorios gradualmente transformados en centros de salud, en su inmensa mayoría propiedad y gestión del Institut Catalá de la Salut, conservando su funciona- miento presupuestario y la selección de personal en los parámetros de lo que siempre hemos llamado «la Seguridad Social», el «seguro». Esta realidad es habitualmente constestada, discutida y lamentada por las patronales de la XHUP por lo que tiene de control de los flujos de pacientes. El cómo se ha mantenido así ante los continuos embates de los diferentes gobiernos, partidos políticos, patronales y otras fuerzas vivas y poderes fácticos sigue siendo, para los que observamos la realidad de la sanidad pública, un interesante misterio (!).

Las mutuas
En Catalunya existe una larga tradición, ya centenaria, de mutualismo asistencial sanitario. Con ciertos altibajos a lo largo del tiempo, en los años del desarrollo económico de fin de siglo y principio del actual, la oferta e importancia han crecido de forma notable. En algún momento, casi el 50% de la población catalana había suscrito una póliza de seguro médico asistencial y hacía uso habitual de los recursos médicos y hospitalarios que ofrecen. Además, el mutualismo se extiende a los ámbitos de los accidentes, tanto los de tránsito como los laborales, que se mueven por circuitos paralelos al sis- tema asistencial público. Este sistema de doble cobertura asistencial ha funcionado satisfactoriamente para mucha gente, eligiendo uno u otro sis- tema en función de las características de sus problemas de salud. Se elige la mutua para la atención de situaciones como la maternidad, el parto, natural- mente los accidentes y una buena parte de la atención especializada como la cirugía electiva, la cirugía plástica, la oftalmología o la odontología, entre otras. Y, sobre todo, por la oferta hostelera de habitaciones privadas, es- casa lista de espera y trato social y atención privilegiados.
La existencia de las mutuas ha llevado incluso a decir a algún dirigente sanitario que si no fuese por eso, «la sanidad pública catalana no podría absorber la demanda asistencial de los catalanes».

La oferta privada
Al lado de todo el sistema, se tiene que considerar la prestigiada oferta privada de asistencia médica. En lo que un día se concibió como el «Barcelona Medical Center», varios centros hospitalarios de alta calidad se postulaban como centro de atención tanto para pacientes autóctonos como procedentes de otras áreas del Estado o del extranjero. Lo que fueron antiguas clínicas privadas cuyos titulares eran médicos de prestigio y, más tarde, familias, se han ido transformando en institutos como Dexeus, Puigvert, Barraquer o Planas, dedicados a especialidades concretas (ginecoobstétrica, oftalmología, cirugía plástica), u otros especializados como el Instituto Gutmann, y los hospitales privados SCIAS, Teknon, Quirón y otros.
La política de la Consellería de Sanitat ha procurado en los últimos años encontrar una forma de conciliación con todo el sistema. Aunque, tratándose de gobiernos conservadores, se ha hecho protegiendo en todo momento los intereses de las instancias privadas, y seguir manteniendo, aunque sin crecer, los centros del ICS, que, como suele suceder, asumen la patología más com- pleja y onerosa. Esta fórmula permite que unos ganen dinero y otros reciban atención cuando las cosas se ponen feas...
En el relato de la «Historia» del mo- delo catalán se incluye toda una serie de disposiciones y regulaciones que se muestran en la página web del CatSalut (7), especialmente en los últimos años, bajo una supuesta reforma que en realidad no aporta más que «humo» político ante una gestión embarrancada en recortes e insuficiencias.
En general, sin embargo, la apreciación es que se trata de un buen sistema sanitario con excelentes resultados clínico-asistenciales y razonablemente ajustado a los presupuestos económicos, lo que lo sitúa sin ambages entre los mejores del mundo. Buenos resultados y un coste proporcionalmente muy bajo cantan la eficacia del sis- tema.
Lamentablemente, y en los últimos años, se ha sumado a las dificultades económicas y financieras de la crisis económica la aparición y desarrollo del movimiento soberanista, agudizado a partir de las sentencias adversas al nuevo Estatut de Catalunya, que han dado lugar a la percepción generaliza- da de que las cosas deben cambiar. En lo que respecta a la sanidad, los tremendos recortes presupuestarios de los últimos gobiernos de CiU, sumados a los a su vez promovidos por los real- izados por el gobierno del Estado, han determinado un grave deterioro tanto de la asistencia como de la satisfacción de los profesionales, que han visto sus sueldos reducidos dramáticamente y sus expectativas profesionales coartadas. A la vez se contempla un gris panorama futuro cuando los recortes han afectado muy seriamente a los pro- gramas de investigación, con la con- siguiente repercusión tanto a corto como a largo plazo.
Para muchos, la única vía posible pa- ra reconducir la situación pasa por la independencia de Catalunya del Esta- do español. Las esperanzas que se de- positan en un futuro Estado propio in- cluyen tanto las mejoras económicas como los necesarios cambios en el con- trol de la gestión. Y ello sin soslayar los serios problemas que plantea la sanidad en general y la asistencia sani- taria en concreto en todo el mundo liga- dos a realidades como el envejeci- miento de la población, las enfer- medades emergentes, la inmigración, el creciente coste del sistema, la mayor exigencia de la población y la continuada necesidad de renovación de procedimientos, técnicas e incluso de los profesionales.
En un repaso rápido se pueden consi- derar:
1. Problemas de la sanidad asistencial pública
– Los problemas generales asisten- ciales de irregularidad de recur- sos, las trabas burocráticas absurdas y el desorden. La distribución de la población en el Principado viene siendo un determinante con una acumulación en la zona metropolitana de Barcelona, mientras que en el resto del territorio la población es mucho más dispersa. Tal situación ofrece dificultades en ambos ámbitos: en la zona metropolitana evidentemente hay más recursos hospitalarios de nivel terciario, pero a la vez el acceso a la asistencia primaria es más dificultoso. La distancia hasta los centros terciarios priva de recursos a veces vitales a una parte de la población1.
– El fraccionamiento asistencial en función de intereses corporativos (médicos, enfermeros, farmacéuticos, otros, etc.) o de gestión, y la falta de continuidad en el proceso asistencial (primaria, especialidades, terciario, etc.). Los discursos sobre la prioridad de la asis-

                                La apreciación es que se trata de un buen sistema sanitario con excelentes resultados clínico-asistenciales

tencia primaria y su creciente capacidad resolutiva se vienen abajo cuando se comprueba la precariedad laboral, la limitación de re- cursos y la dejadez de la gestión.
– El distanciamiento entre los intereses de los enfermos (o del público) y los de los profesionales, muchas veces de carácter cultural: dos lenguajes diferentes, horarios diferentes, prioridades diferentes. (La insatisfacción del público solo tiene un paralelo: la insatisfacción de los profesionales.)
– La desatención sistémica a la salud mental. Cuantas veces se menciona que es la pariente pobre de la sanidad, otras tantas se hace omisión de atención y se mantiene en manos privadas y con exclusividad en amplias zonas del Principado (Instituto Pere Mata, por
ejemplo).
–La creencia arraigada entre los 
dirigentes (básicamente de derechas, pero también otros) de que la sanidad pública es «insostenible» con recursos públicos y que la gestión privada es más eficiente. Un discurso que se repite sin que NADIE haya jamás aportado pruebas creíbles; ni contables, ni clínicas ni de gestión. Solo contabilidades parciales sin garantías.
2. Problemas de la sanidad preventiva (salud pública)
– Control ambiental insuficiente. A

pesar de los esfuerzos, aspectos como la contaminación del suelo por metales pesados, del aire en el área metropolitana de Barcelona y el mar en toda la costa están muy lejos de lo deseable. Y sobre ello gravita una actitud indulgente con las industrias y actividades más contaminantes.
– Excesiva medicalización de la prevención y la promoción de la salud, que debería ser más social.
– Persistencia de tabúes sobre los hábitos y estilos de vida, y de mensajes contradictorios sobre lo que es sano y lo que puede ser po- tencialmente peligroso para la salud.
– La infuencia de los sectores industriales (farmaindustria, industria alimentaria, sector del automóvil, etc.) sobre las políticas sanitarias.
3. Problemas de salud que son problemas sociales (y viceversa)
– El envejecimiento de la  
población.
–  La patología de la supervivencia.
 Los supervivientes con minusvalías y la carga que representan.
–  Las enfermedades crónicas sin o con difícil tratamiento.
–  La marginación, la pobreza y la exclusión. 
–  La inmigración y sus componentes sanitarios, la mayor parte ligada a lo anterior.
–  La demanda sanitaria espontánea o fuera de horas: las URGENCIAS y su gestión (8), con sus anuales recurrencias coincidentes con las epidemias invernales de gripe y otras patologías respiratorias.

A todo esto hay que añadir las naturales dificultades de la asistencia sanitaria del día-a-día, con patologías de mayor complejidad, enfermedades emergentes, mantenimiento y modernización de los centros sanitarios, además de las necesidades de una salud preventiva más ancha y más profunda.
Algunas entidades se han movilizado para ofrecer una respuesta a todos estos problemas con un cambio en las políticas actuales. Como en otros pun- tos de la geografía del Estado, las «Mareas Blancas» llegan incluso a proponer puntos concretos en forma de decálogo con soluciones (9).

Las organizaciones independentistas incluyen en su ideario y propuestas de futuro los elementos que esperan conseguir en un futuro NUEVO PAÍS, para una Catalunya independiente:

– Una asistencia sanitaria pública, de cobertura universal, sin discriminación de clase, género o raza, gratuita, pagada con los impuestos, digna, suficiente y de calidad.
– Un sistema sanitario público con la gestión controlada directamente por entes representativos de participación de profesionales, trabajadores y pacientes, a todos los niveles de la administración y de los centros.
– Un sistema sanitario público transparente en la gestión de su funcionamiento y la de los recursos económicos disponibles.
– Un sistema sanitario público sostenible porque lo queremos sostener, a los niveles que el progreso de la ciencia y la técnica nos aporte.
– Una asistencia privada para los que lo quieran, pero con el control necesario para que prime la atención sobre el lucro y que responda públicamente de los resultados asistenciales.
– Un sistema asistencial suficiente que ordene la asistencia según criterios clínicos, de género y sociales, no económicos, donde las listas de es- pera solo sean instrumentales para el funcionamiento de los servicios.
– Unos profesionales y trabajadores sanitarios que accedan a sus puestos de trabajo por convocatorias públi- cas y que reciban remuneraciones y salarios dignos, puntuales y proporcionales al trabajo desarrollado.
 Un más efectivo apoyo social (sociosanitario) a los enfermos crónicos y los discapacitados y dependientes, suficiente, amplio y de distribución territorial cercana a la gente. Recursos adecuados para que quien lo precise tenga acceso a prótesis, or- tesis y otros aparatos, y mecanismos necesarios para la movilidad o la actividad, y una lucha efectiva contra las barreras arquitectónicas.
– Una dedicación efectiva a los programas de salud preventiva, salud y educación sexuales, prevención de la violencia de género, el deporte y las actividades de ocio.


Notas
1 Recientemente se ha creado una considerable tem- pestad mediática sobre la disponibilidad de centros de atención aguda a los infartos de miocardio (Unidades de Hemodinámica) que en algunas cap- itales de provincia, como Tarragona, solo per- manecían abiertos media jornada, teniendo que trasladarse a BCN los ingresos a otras horas. Tras meses de protestas y el fallecimiento en el traslado de un farmacéutico conocido, se ha accedido a la apertura de las unidades 24 h/7 días.
Referencias bibliográficas
1. Llibre d’actes, X Congrés de Metges i Biòlegs de LL. Cat. 1976.
2. Pladesalut1979.ConselleriadeSanitat,Generalitat de Catalunya.
3. Modelsanitaricatala http://salutweb.gencat.cat/ca/el_departa- ment/model_sanitari_catala (consultado el 3 de marzo de 2015).
4. Legislación sobre ordenació sanitària a Catalunya. Quadern de legislació 23. Sept. 1999 (ISBN 84-39-4857-6) http://catsalut.gencat.cat/web/.content/mini- site/catsalut/ciutadania/serveis_atencio_salut/com_es_gestionen/normativa_relaciona- da/losc.pdf (consultado el 3 de marzo de 2015).
5. Elsistemasanitarienfrontlacrisi.QuadernCaps Temàtic n. 35 Desembre 2013, Barcelona. http://www.caps.cat/images/stories/Quadern_caps35__SISTEMA_P%C3%9ABLIC_DE_SALUT.pdf (consultado 3 marzo 2015).
6. Comelles JM I cols. Assaig sobre l’estructura i les transformacions de les institucions d’assistència. Inst. Estudis Vallencs, 1991. ISBN 84-86083-23-0
7. http://salutweb.gencat.cat/ca/el_departament/model_sanitari_catala/historia_del_model/ (consultado el 3 de marzo de 2015).
8. Urgencias. De 0 a 24 horas, X. Allué, Ed. Mira, Zaragoza (ISBN: 84-89859-55-8).
9. Propostesperaunamareablanca: http://dempeusperlasalut.wordpress.com/2015/03/04/propostes-per-una-marea-blanca-o-de-salut-de-catalunya/ (consultado el 4 de marzo de 2015).





Monday, May 11, 2015

Of black and white

The Economist this week publishes an article on "What a dead white man can teach America about inner-city decay"
In Twitter anounces that the median white American family in 2013 had net assets of $142,000, while the median black family reaches only $11,000 http://econ.st/1IvoRT0 
Then there is Sociology: family composition, school performance, or whatever. The anthropologist on me is ready to understand multifactorial origins in any social situation. But even without considering the saying "It's the economy, stupid!" I see no way to circumvent realities: no money, no dice...
Poverty kills. By starvation, by inanity, by lack of education... or by gunshots from a variety of origins, police included.
When I first visited Washington DC in June 1968, the National Guard was patrolling the area behind the Capitol and I could not reach the hospital where a friend of mine was working. That was the "Burn, baby, burn" first season. Almost half a century later things have not changed much.
Sad, very sad


..

Sunday, May 10, 2015

ELECCIONS A L’ANC 2015 (recull-resum)

Finalment avui dissabte dia 9 de maig s’han celebrat les eleccions al Secretariat Territorial de Tarragona, convocades anticipadament per dissolució del secretariat i després ajornades per a fer-les coincidir amb les eleccions d’àmbit nacional. Són les primeres eleccions democràtiques puix que anteriorment els càrrecs s’han ocupat per cooptació. El període preelectoral s’ha vist un xic enterbolit per irregularitats diverses i la dificultat estatutària que impedeix fer publicitat i campanya electoral als candidats, que han obligat a què es constituís una Junta electoral per membres de l’ANC de fora de Tarragona per a supervisar els comicis.

La mesa electoral ha obert puntualment i les eleccions s’han desenvolupat amb incidències menors, entre les que la més notable ha pogut estar la impresentable presència de la presidenta actual d’Òmnium Cultural de Tarragona, instal·lada al despatx de la secretaria, zona de vot confidencial de la seu d’ANC-TGN repartint paperetes i aconsellant a diferents votants a qui havien de votar, activitat que ha abandonat quan se li ha cridat l’atenció.

Els resultats han afavorit a la candidatura continuista que dirigeix Carles-Xavier Gómez, fins ara sotscoordinador i encarregat de la Comissió d’actes, per 130 vots, enfront dels 53 de l’altra candidatura renovadora i 2 vots en blanc

Els resultats de les eleccions nacionals no són, naturalment, més que parcials. De moment el candidat que ha obtingut més vots a l’àmbit local és l’Agustí Alcoverro i al nacional la Rosa Alentorn.

9 de maig 2015

(Refs: les pàgines web de l'ANC)

Thursday, April 23, 2015

Llibres, llibreters i bibliòfils


La celebració anual de la festa del llibre és un reencontre amb un dels instruments de la cultura. Probablement l’instrument més poderós. Tan poderós que precisament els poderosos els hi tenen por i, si poden, els prohibeixen, els cremen o miren d’eliminar-los d’alguna forma. 
És cert que, d’ençà que hi ha escriptura, el llibre en format paginat és el que més ha propiciat la difusió del coneixement. Les formes més arcaiques de suport: les pedres, les tauletes de ceràmica, els papirs enrotllats o els pergamins, limitaven molt l'extensió de l’escriptura.
Els xinesos, més espavilats, van inventar el paper cap al començament del segle II, però per aquestes contrades no el vam tenir fins segles després. I sort dels àrabs que el dugueren a l’Andalus, que l’emperador Frederic II va arribar a prohibir el paper per afavorir els ramaders que venien pells de xai per fer pergamins.
Va ser el ferrer de Magúncia, Johannes Gutemberg, un home religiós i de bona fe, que només tenia interès a publicar bíblies, qui va endegar això dels llibres impresos. Per fer-ho es va associar amb un prestador jueu--avui en diuen banquers--espanyol: Diego Marquez Lechuga, que li va finançar el seu projecte. (Ves a saber qui era el tal Diego Marquez. El segón cognom sona a jueu, i pot ser que convers. L'any 1440 Isabel la Catòlica encara no havia nascut ni l'expulsió dels jueus espanyols havia començat). 
Al Vaticà tampoc li va fer gaire gràcia que tothom pogués llegir la Bíblia al seu aire i mai van considerar Gutemberg com mereixedor de sanctitat.

La festa de Sant Jordi es fa al voltant dels llibres impresos, en paper. És per tant una festa per a llibreters, impressors i bibliòfils. Aquests últims quasi més interessats en l’objecte, el seu volum, la qualitat del paper i de l'enquadernació. Fins i tot alguns han pogut caure en la passió per la bibliopegia antropodérmica: l’enquadernació de llibres amb pell humana. Per cert, que aquesta pràctica no apareix condemnada en els codis legals. El desenvolupament de l’electrònica i la informàtica està canviant el suport de la llengua escrita. Pràcticament tota la informació existent es pot trobar avui dia en suport digital. És possible que en pocs anys el suport del llibre en paper quedi reservat a col·leccionistes, erudits i acadèmics. Primer, però, hauran de caure els diaris. Quan desapareguin tots els diaris en paper podrem començar a preocupar-nos per la desaparició dels llibres. 

..

Friday, April 03, 2015

Una visita (Escrits perduts)

Uns membres de la Reial Societat Arqueológica Tarraconense vam fer una visita de relacions al nou director del Museo Nacional Arqueològic de Tarragona, procedent de l'Agencia catalana del patrimoni Cultural, responsable dels monuments que ara fa 10 anys van ser guardonats com a Patrimoni Mundial per la UNESCO.


Podríem comentar tota la visita, però es que jo la vaig veure com una obra de teatre o una peli.



El lloc: l’estructura dels serveis del MNAT, un entorn modern amb cotxes circulant, semàfors a la llum matinera per la primera escena, la biblioteca per a la segona i la Necròpolis per a la seqüència final.


Les dramatis personae: els 3+1 representants de la RSAT, el personatge principal nou director del MNAT, els dos convidats "Rosencrantz i Guildenstern", l'aparició del fantasma de Francesc Tarrats i la breu aparició final d'un periodista que hauria de fer com de notari de l'esdeveniment, tot i que no ho fes.


Escena 1: Tres representants senior de la RSAT, la presidenta, el president d'honor i un vocal observador es troben a una cruïlla d'una ciutat moderna, comercial i activa, entre un gran edifici d'un centre comercial i l'edifici modern i suposadament funcional de les oficines I serveis d'un museu antic. Un quart representant arriba tard però just per trobar-se a l'entrada de les oficines amb qui manté "socialment" la custòdia del museo: la esposa de l'antic director ara retirat. La conversa a peu dret tracta de la salut del suara esmentat, tot el temps donant l'esquena i ignorant el personatge principal, el nou director del museu i convocant de la reunió. Marxa la "custòdia" i entren la resta a les oficines.


Escena 2: Seuen a una taula de la biblioteca ("aquí mateix...") per donar una certa informalitat i confiança a la reunió. El personatge principal inicia la conversa presentant-se: és andorrà, museòleg, educat a França i al Quebec, fins ara director del Museu Arqueològic de Barcelona i funcionarialment depèn de la Agència Catalana del Patrimoni Cultural (ACdPC), jove (40's), atildat i molt urbà. Manifesta el seu encàrrec o, també, la seva versió de la feina que vol fer com l'ordenació museística dels edificis i monuments de Tàrraco que formen part del patrimoni de la Humanitat. I per això ha d'arribar a convenis amb l'ajuntament, titular de una bona part d'aquest monuments. Mostra un projecte, editat en A4 apaissat amb fotos i poc text, com un resum de PowerPoint que, només a la primera ullada i vist de cap per avall s'aprecien uns quants errors "de bulto". La idea, però, i la disposició és favorable, amistosa i col·laborativa. 
Per part dels representants de la RSAT es presenta breument la multicentenària història de la societat i els seus assoliments, així com el nostre rol de vigilants i "protectors" del patrimoni.
Entren “Rosencrantz i Guildenstern”, en la forma de l'arqueóleg municipal i el director del Museu d'Història que a penes diuen res, però fan presència. L'arqueòleg, en el més pur estil de qui no es vol comprometre gaire amb la reunió, manté el telèfon mòbil obert i respon tres o quatre trucades.
Tot de sobte apareix, com si fos un holograma, l'anterior director del MNAT. Saluda però no vol seure. la resta dels assistents fan com si no hi fos i, al cap d'un minuts...llargs, fa mutis i desapareix.
S'esmenta la voluntat de constituir una comissió mixta amb la URV, l'ICAC, nosaltres, l'ajuntament i la ACdPC per tal de concretar detalls. Una de les idees és dotar d’aplicacions digitals que permetin el seguiment dels monuments pels mòbils I tauletes. Es parla una mica de diners (400.000€), però això hauria de ser per l'arranjament de l'edifici central del MNAT, al costat del Pretori, que està fora de normativa pel que fa a seguretat, climatització i accessos. No es diu ni una paraula de que volen posar una cafeteria a la teulada...
Tancats els comentaris surten tots cap a la necròpolis. El quart membre de la RSAT marxa al·ludint ocupacions.


Escena 3: Visita a la necròpolis. Pels mil·lennis passats i la costum dels assistents de remenar tombes, el cant dels ocells i el sol primaveral alegre, la necròpolis no ofereix cap dels caràcters tenebrosos, funeraris i ominosos que tenen els cementiris. Sembla que les ànimes dels que allí jeuen fa temps que s'han absentat. Ni la freda tomba de Msn. Serra Vilaró, més recent, passa de ser un túmul de ciment del que difícilment es pugui escapar cap ànima en pena. Només l'ominosa ombra de l'edifici central, el "MVSEV", com si fos el museu per antonomàsia, amb una façana que reprodueix l'iconograma dels museus arreu del món, ara ombrívola contra el sol de llevant, amb les parets escrostonades i tancat amb una cadena que creua l'escalinata d'accés, contribueix a una imatge paorosa del trànsit de la vida. De la vida dels edificis, en aquest cas.
El personatge principal que, com expert en museus es troba en el seu medi, resulta un excel·lent amfitrió, descriu les accions planificades de restauració, catalogació, lluita contra les humitats i els danys d'ocells i brutor, etc. A la fi, tot allò que sempre preocupa als conservadors d'edificis o objectes antics. 


Final: El personatge principal anùncia l'arribada d'un periodista, el representant del 4rt poder, pel que es veu obligat a acomiadar la reunió. Rosencrantz i Guildenstern romanen, per què la premsa és la premsa i volen saber que es diu. El personatge principal ens acompanya fins a la sortida, creuant l'ample espai buit on estan els sarcòfags, sota la mirada trista del MVSEV, si és que els edificis tenen mirades.

Ja fora, la presidenta em mira als ulls i em diu: "tu faràs de representant amb aquesta gent..." Com sempre he dit a les dames, els teus desitjos son ordres.




Vaig preguntar si algú sabia perqué el disseny de l'iconograma de "museu" s'assemblaba tant al MVSEV. La única resposta fou una referència oblicua al Partenon. però es que el Partenón és un monument, un temple, no un museu.
la resposta es que representa la façana del Museu Britànnic, a Londres que data del 1753 , reproduit a Philadelphia (EEUU) en la façana est del Museu d'Art de Philadelphia construit al 1876. Un clàssic de museus.

.