Featured Post

NORTH-AFRICAN IMMIGRANTS IN RURAL CENTRAL SPAIN

( This paper was never published. Some 12 years old, still worth reading and give consideration. It is reproduced here to anyone's curio...

Tuesday, December 08, 2015

Cómo explicar el terrorismo… a los niños (París 13N)

Aquí al lado hay un contacto con el blog de Pediatría social, donde un par de veces por semana publico artículos sobre los derechos de los niños y dedicado especialmente a los que profesionalmente se dedican a la atención de la infancia.  Como sucede con los blogs, gradualmente los textos se van haciendo cada vez más opinión del autor. Eso no es ni malo ni bueno; sólo es así. Algunos textos se pueden compartir y eso hago aquí y ahora:


PSNo es fácil explicarnos el terrorismo a nosotros mismos. Se puede parafrasear a Clausewitz cuando se refería a la guerra, como que es la forma de proseguir la política por otros medios. Tampoco es un invento moderno. En la plaza dónde estaban los juzgados en la ciudad donde viví mi infancia, había una estatua de bronce con la inscripción “Terror romanorum“, apelativo que dedicaron a un guerrero lusitano que dos siglos antes de la era cristiana combatía al imperio.
Lamentablemente se repite la tendencia de llamar terrorismo cualquier acción violenta de minorías contra grandes poderes establecidos, mientras que se llama “guerra” a las acciones violentas entre poderes más o menos equiparables. A ello se le puede añadir toda suerte de circunstancias que complican la realidad. No, no es fácil explicar el terrorismo.
Cuando suceden sucesos luctuosos como los ocurridos en París el pasado viernes 13 de noviembre, en lo que respecta a los niños, la tendencia es a evitar su exposición a ese tipo de noticias: ojos que no ven… Sin embargo, la profusión de las noticias en medios de comunicación a los que los niños tienen acceso habitual, puede hacer eso imposible. No sólo del cuadro general, sino de algunos detalles que se destilan y llegan a los niños, como puede ser el empleo de los terroristas de sistemas de comunicación basados en juegos electrónicos de consolas. O que los ataques se hayan dirigido contra un estadio de fútbol como al que ellos pueden acudir cualquier fin de semana con la máxima ilusión de seguir a su equipo favorito. Es inevitable que en el patio de recreo se intercambien este tipo de informaciones.
Padres y educadores pueden encontrar dificultades para responder a preguntas de los niños sobre estos temas. Lo que no se puede hacer es eludir el tema con evasivas porque la realidad es muy tozuda.
Evidentemente que a los más pequeños se les debe informar con respuestas concretas a preguntas concretas, aunque ese esquema pueda sonar a leninismo, tiene la virtud de ser muy útil ante cuestiones más o menos comprometidas o embarazosas como el sexo, la religión o la justicia. Pero a ellos y a los más mayores, se les debe insistir en reforzar la idea de seguridad. Que se trata de acciones puntuales y que es muy improbable que exista un riesgo concreto para ellos. De otra manera sólo contribuiríamos a continuar el propósito atemorizador de los perpetradores de los ataques.
También puede ser conveniente reducir la cuestión de “buenos” y “malos” a “violentos” y “no violentos”, en la idea de que todo el mundo tiene derecho a defender y expresar sus ideas siempre que lo haga pacíficamente y sin intentar imponerlas por la fuerza. Y que, sin embargo, las fuerzas del orden tienen la autoridad de utilizar precisamente esa fuerza en nuestra defensa.
Igualmente conviene aclarar que no hay razones religiosas en los conflictos, aunque tal pueda resultar especialmente difícil en las circunstancias actuales cuando las religiones son utilizadas por diferentes actores como justificaciones de sus actos.
Con todo, las declaraciones bélicas de algunos dirigentes y sus actuaciones, como el actual presidente de la República francesa, no ayudan mucho a poder explicar planteamientos pacifistas. Y todo ello va a ser más difícil de explicar.

..

Sunday, December 06, 2015

Día de la Constitución - 6D



Parecería como que con una vigencia de 37 años, un texto constitucional podía haberse asentado entre las gentes y comportar una cierta veneración. Pero algunos han hecho todo lo posible para que pueda entrar en cuestión.

Vaya por delante que quien esto escribe, con edad y libertad para hacerlo, no votó el texto constitucional en 1978. No me gustó ni el texto ni la circunstancia.

La Constitución española del 1978, aunque fuera fruto de un acuerdo entre diversas fuerzas políticas de la época, dejó fuera a colectivos importantes. El texto, como se dice ahora, manifiestamente mejorable, excluyó diferentes aspectos de los derechos ciudadanos e incorporó alguna chapuzas memorables. Que su gestación se viese mediatizada por los llamados poderes fácticos, especialmente las fuerzas armadas y la Iglesia Católica, introdujeron una debilidad congénita que resiste mal el paso del tiempo. Estaría dispuesto a admitir que en aquellos momentos las amenazas, especialmente de los militares, no podían desdeñarse. Pero ha habido tiempo de sobras, especialmente después de algunos acontecimientos luctuosos como el golpe de estado de 1981 y de largos períodos de mayorías más que suficientes como para haber procedido a enderezar los numerosos entuertos que contiene.

El lío de la jefatura del estado, nunca suficientemente legitimada más allá del legado de la dictadura, la inutilidad de la segunda cámara y la confusión del denominado estado de las autonomías, son parte de los problemas principales.

Tan criticable es el texto como el uso que se ha hecho de él por parte de diferentes gobiernos que podían haberse esmerado más en pensar en los ciudadanos y no en ellos mismos. La monumental traición que supuso modificar el artículo 135 y anteponer deudas a derechos fundamentales, sin debate, con nocturnidad veraniega y alevosía en su justificación, no tiene perdón. Más aún cuando como se ha sabido, nunca fue esa la exigencia de los gobiernos europeos. La idea mastuerza fue de la Moncloa y del partido en la oposición del momento.

El uso y manoseo del Tribunal Constitucional no ha contribuido mucho a mejorar el prestigio de la ley de leyes. La composición bastarda del alto tribunal, varios de cuyos miembros no son jueces sino políticos designados, la prolongación ilegítima en los cargos más allá de los períodos estipulados y la dependencia constante de los designios del partido en el poder ejecutivo, deja a eso, que no pasa de ser una comisión consultiva, con muy escasa credibilidad. Varios millones de ciudadanos del estado español se han visto vejados por la arbitrariedad de sus decisiones.

Viviendo al otro lado del charco y en relación con la celebrada festividad del Día de Acción de Gracias en los Estados Unidos, a la pregunta de si en España teníamos una festividad parecida, di en contestar que aquí no teníamos muchas cosas por las que dar gracias... No tenemos esa fiesta. Pues esta celebración del 6 de diciembre también nos la podíamos ahorrar.


..

(Adendum: Pues no se qué decir de la siguiente fiesta de la Inmaculada Concepción. Cuando pregunto a los católicos practicantes, más de la mitad no saben que quiere decir exactamente eso de la Inmaculada Concepción. Se lían con lo de la virginidad de la madre de Jesús de Nazaret. Y cuando les explico que viene de la santificación de un polvo de San Joaquin con Santa Ana se escandalizan...)


Friday, November 20, 2015

20N 1975, 40 anys

Article, també, publicat a DiariMés el divendres 20 de novembre de 2015, 40 anys després de la mort del dictador Franco


..

Tuesday, November 17, 2015

Publicat a DiariMés el 13 de noviembre, aunque escrito una semana antes-



..

Saturday, October 31, 2015

Comment a LLuis Foix: Pero, aquí ¿quien manda?




Desiderio de Sota
30/10/2015 at 11:57
Aún reconociendo la complejidad de la situación y las incertidumbres que los resultados aritméticos de las elecciones de 27S provocan, me parece que una buena parte de la inquietud de unos y otros (¿y quizá también la suya, Sr. Foix?) se centra en la influencia que los políticos que ponen en cuestión el sistema o, mejor diría el status quo, siempre se ve como “peligrosa” o de alguna forma indeseada.
Una parte la induce la propia metodología electoral, la “democracia aritmética” que, como casi todo el mundo está de acuerdo, no es precisamente todo lo representativa y “limpia” que debería ser. Las leyes electorales se pactaron para favorecer las mayorías con la idea de que esas mayorías serían siempre controlables por los poderes reales (“the powers that be” que dicen los anglosajones: los poderes que lo son). Cuando la metodología da paso a otros resultados–y la alcaldía de Barcelona es un ejemplo–el griterío de los medios se hace ensordecedor y se anuncian las 7 plagas de Egipto.
Que el IBEX35, la Troika, los bancos, los políticos del establishment, la aristocracia del dinero y toda esa tropa de sinvergüenzas que han provocado y mantenido la crisis estén nerviosos no es necesariamente malo. No veo a los desahuciados, los parados, los pensionistas de la miseria, los jóvenes sin futuro y, como decían los anuncios de espectáculos de antaño, los militares sin graduación, que todos juntos son un montón de gente, especialmente más angustiados ni preocupados ante los vaivenes que las elecciones representan para el SISTEMA.
Claro que hay que pactar, mucho mejor que pelearse. Pero ya va siendo hora de que en la escenificación del pacto, del pacto que sea, estén los que representan a una tremenda minoría de desposeídos de diverso grado, de discrepantes, de, también, anticapitalistas. ¿O es que alguien cree que esto del capitalismo salvaje va a durar para siempre?
La participación de fuerzas que no han formado parte de lo que la transición nos dejó seguro que genera incomodidad. Pero sólo a los que ya están cómodos con la situación actual. A esos les devolvería el ex-abrupto de la niña del mafioso de Castellón, Fabra: “¡Que se jodan!”. Aunque sólo sea un poquito.


..

Wednesday, October 28, 2015

Las mentiras en la geopolítica

Comentario al blog de Lluis Foix sobre las mentiras y el perdón pedido por el ex-premier inglés Tony Blair sobre la guerra de Iraq.

Desiderio de Sota
27/10/2015 at 19:26

No hay mentiras inocentes. Ni siquiera esas mentiras piadosas que se emiten en la suposición de que el destinatario preferiría no saber la verdad. Son mentiras impías.
Lo que rodea la segunda guerra de Iraq es una sarta de mentiras culpables, intencionadas, malignas.
Los intereses llamados geopolíticos del momento incluían al menos dos parámetros: el control de las reservas de petróleo de Iraq y el tráfico y consumo de armamento. No hubo un culpable único, pero Dick Cheney, vicepresidente, y su clique de guerreros de salón acumulan una buena parte de la responsabilidad, con la connivencia continuada de la casa real Saudí.
En Iraq hay menos producción pero muchísimas más reservas de petróleo que en Arabia y los emiratos. Que tengan un conflicto y no puedan extraer petróleo importa poco: se venden armas y el petróleo se guarda en espera de tiempos mejores.
En Siria no hay apenas petróleo. Por eso hay sólo guerra. Se consume material–por cierto un material que nada más sirve que para matar gente–y con ello se renuevan stocks. Conviene recordar que uno de los exportadores de munición es precisamente el estado español. Y que el safari en Botswana dónde se cascó la cadera el anterior jefe del estado lo financiaba un conocido traficante de armas…sirio.
Todo esto es de conocimiento general, publicado en diversos medios. Que ahora good old Tony Blair venga con arrepentimientos y contriciones vale de muy poco. Ya hace tiempo que sus compatriotas jugaban con su nombre llamándole B-liar, fácil siendo liar mentiroso en inglés.

Aznar se calla porque igual era el señor Borbón quien tendría que dar explicaciones…



..

Wednesday, October 21, 2015

Eleccions a l'estat

Publicat el 21 d'octubre de 2015 a DiariMés




..

Friday, October 16, 2015

400 mayors

400 mayors gave their support to Artur Mas current, although pending of postelectoral accords, president of the Catalan government on his way to court. He has been indicted on four counts by the Catalan high court as organizer of last November the 9th of a straw poll referendum-like on the independence of Catalonia from Spain. The poll was prohibited by the Spanish Constitutional Court but on shaky legal grounds.
Together with other members of his government, an assorted group of parliamentary representatives and a large (6.000 plus) crowd, they accompanied Mr. Mas as he walked to the court house brandishing their batons, the symbol of their authority.
In many European countries the town mayors are the root of the popular power. In France, no politician will ever succeed in his career without being first mayor of his home town. About a year ago up to 900 mayors of the 943 Catalan municipalities showed their support, practically taking over the Generalitat palace medieval building.
All this is just another episode of the Catalan road towards the independence of this small Mediterranean nation from the kingdom of Spain.
The repeated political errors of the current Spanish government in handling the Catalan challenge are the main reason for this episode. The Nov9th 2014 straw poll was followed by close to 2.5 million people despite all the difficulties posed by the government. Its organization, however irregular as it was not accepted as a referendum, should never been taken to court. The discrepancies between the Spanish central government and the Catalan are political matters, not a judicial one. Yet the Spanish central government, stubbornly tries to solve it by taking them to the courts.
Even though the results of the last (September 27th) elections were not clearly defining of the will of the Catalans, episodes such as this, will only foster the independence bid and enlarge the public figure of Mr. Mas.

..




Thursday, October 01, 2015

El camí

Publicat a DiariMés el 1 d'octubre de 2015


























..

Monday, September 28, 2015

Catalunya 2015

Les eleccions del 27S tenen un resultats arimétics...i d'altres polítics. De les informacions recollides als mitjans venen a ser:

Participació: 77.44%

Partits per la independència:

JxSí.......................1.616.942 ____ 39.57%________ 62 escons
CUP......................  335.520 _____8.21% _________ 10 escons


Partits contra la independència

C's...........................732.147 _____17.91%_________ 25 escons
PSC.........................520.022 _____17.72%_________16 escons
PP............................347.358_____ 8.50% _________11 escons


Partits que no están en contra, pero posen condicions a la independència

CSQP......................364.823______8.93%__________11 escons
UDC........................102.594______2.51%__________ --

Electors que viuen a l'estranger i que no ha pogut votar

................................195.000 ______

Després es poden fer les sumes que més convingi a cada un, però es evident que l'independentisme ha guanyat majoritàriament.

En poques setmanes hauran les elccions a les Corts espanyoles. L'escenaria serà diferent i els vota a Catalunya no seran fàcils de comptar. La CUP no participarà, UDC probablement tampoc. Un referendum com cal, clarament: Independencia Si o No encara està per veure.

Tenim uns mesos pel davant força excitants.


..

Saturday, September 26, 2015

Carta a mis hijos

Estos días hemos visto un cruce de “cartas” dirigidas a los catalanes (Felipe Gonzalez) o a los españoles (Artur Mas) que invitaban a recuperar el estilo epistolar de comunicación.
La coincidencia de la encrucijada histórica de Cataluña y un pequeño tropezón de salud, de esos que ayudan a concienciarse de la fugacidad del tiempo, me lleva este fin de semana a dirigiros este texto que, muy probablemente escribo más para mi que para vosotros. Igual bastaba con un “WhatsApp”, pero ya os he oído decir más de una vez que tengo una tendencia a convertir cualquier conversación en una ponencia. O sea que paciencia.

Parte del motivo es reconocer la responsabilidad asumida de que lo que pueda ser vuestra relación con Cataluña arranca de la decisión de traeros a Tarragona en 1984 cuando ya vuestra infancia estaba encarrilada. La decisión tenía dos bases principales como constantes: los orígenes familiares de vuestra madre y míos y la oportunidad profesional. La oportunidad profesional había condicionado los diferentes cambios de residencia desde que constituimos la familia. Tal es la historia de muchas familias y, retrospectivamente no estoy seguro de que sea justo; los hombres llevan sus familias donde su ocupación les conduce, dándole al resto de la familia, notablemente al otro miembro de la pareja, nada más que la oportunidad de adaptarse.

Cuando se pone en marcha el actual proceso político en Cataluña surgen las continuas referencias a la “nación” y se argumenta sobre el origen de la población según dónde haya nacido como condicionante de nacionalidad. Cada uno de vosotros es un ejemplo de la futilidad del lugar de nacimiento: uno no nace, lo nacen. Por eso puede haber dificultades cuando uno tiene que decir “de dónde es”.

Yo mismo ha pasado por esa experiencia. Como sabéis, mis padres fueron unos novios de guerra, con lo que tiene eso de situación inestable. Mi padre nacido en Zamora pero criado en Valladolid, de dónde era su padre, se casó con mi madre extremeña con un abuelo inglés. Aunque mi padre se instaló en Zamora con un puesto de trabajo estable y con unas relaciones sociales firmes, cuando yo tenía tres años decidió cruzar toda la península y venirse a Tarragona a un puesto de trabajo similar y por razones varias que nunca he aclarado del todo. Entiendo que no fue tanto que se viniese a Tarragona, donde no había estado jamás, sino que “se fue” de Zamora donde, muy probablemente, sus relaciones sociales y sus perspectivas de futuro no eran tan favorables como cualquiera pudiese pensar.

A todos los efectos, y haciendo abstracción de hecho de mi nacimiento y esos tres primeros años de mi vida, yo “era” y soy de Tarragona. Como la situación política postbélica era la que era, yo no entendía que fuese “catalán”. Para mi entorno yo era “castellano”, aunque poco después, para mi familia extremeña y castellana éramos “los catalanes”.

Ahora es algo difícil recordarlo para mucha gente, pero en los años 40 la población de Tarragona era catalana y hablaba mayoritariamente catalán. Aunque el castellano fuese la lengua impuesta, oficial y en la que se producían todas las transacciones oficiales, la enseñanza, los medios de comunicación—a la sazón sólo prensa y radio—o los rituales, la gente entre ellos hablaban catalán. La reconocida represión de la lengua autóctona no empezó a tener efecto hasta la década siguiente. Mi padre aprendió catalán en poco tiempo, ciertamente un catalán muy degradado, porque así era el de la época, lleno de españolismos. Y yo aprendí a jugar en catalán. Sólo en catalán porque entre mis amiguetes no se hablaba otra cosa. Nunca supe lo que eran “canicas” hasta que lo leí en alguna novela de mayor, ni como se decía “mismus”, ese juego de saltar a caballo sobre uno agachado en español. Para cuando fui a vivir un invierno a casa de mis abuelos en Mérida, en 1955-56, ya era mayor para jugar en la calle.

Cierto que no hablaba catalán habitualmente pero formaba parte de mi cultura. Cuando fuí a estudiar a Barcelona, nada más llegar al colegio mayor—la Residencia de Estudiantes de la Diputación de Barcelona—el conserje me encaminó hacia la sala de juegos donde estaba el bar. Era la hora del café y allí ejercía su ministerio el director, el catedrático de Filología Catalana, Dr. Marsà. Rodeado de colegiales iba preguntando a cada uno quien y de dónde era. A mi se dirigió, en catalán, preguntando “¿Cuándo ha venido usted?”. Yo respondí con una sola palabra: “Enguany”. Enseguida pontificó: “Vosté és de Tarragona, oi?”. Con el Dr. Marsà aprendí a leer—no exactamente a escribir—catalán en unos cursos que se hacía en la residencia.

Puedo hacer un salto en el tiempo de 15 años realmente cruciales de completar la carrera y la especialidad, irnos a América y luego al País Vasco, pero para cuando llegamos a Ibiza ya fue un reencuentro con la lengua catalana—eivissenc—de uso común. Para entonces resultó ser una continuidad, fomentada al asociarme al Institut d'Estudis Eivissencs. Para 1979 ya formaba parte del Concili de Pediatres de Llengua Catalana, que acogía pediatras del Principado, Les Illes, el País Valencià, Andorra, el Rosellón y hasta un representante de l'Alguer.

En el regreso a Tarragona intervino, en primer lugar, la disponibilidad de la plaza de Jefe de Servicio que había quedado vacante tres años antes por la jubilación de mi padre. En segundo lugar la proximidad a centros universitarios donde poder daros una carrera, cosa que desde Ibiza hubiese resultado casi imposible de afrontar económicamente. Y algo más distante el proyecto de sanidad para Cataluña que me vendieron en la conselleria de Sanitat que, durante un tiempo, hizo de la sanidad catalana la más puntera del sur de Europa.

Casi treinta años de práctica profesional en Cataluña y en catalán, haber escrito un centenar de artículos y un par de libros en catalán, cierran este preámbulo para intentar evidenciar que mi compromiso con la lengua y cultura catalanas desde hace casi toda la vida.

Pero, y al mismo tiempo, sin renunciar ni un miligramo a mi propia realidad española. He vivido lo suficiente fuera de España como para haber tenido que identificarme como español muchas veces. Y, en España, he vivido en Castilla-León, Extremadura, el País Vasco, Baleares y Cataluña varios años, además de haber viajado por prácticamente cada rincón. No me pierdo por las calles en Madrid, ni en Zaragoza, ni en Cádiz. Se dónde ir a comer en La Coruña, en Burgos, en Murcia y en Santander. Con el título de bachiller por Salamanca, me ha dado tiempo para pasar estancias de estudio en la Rábida y en Mahón. Y he dado clases o conferencias en Pamplona, San Sebastián, Vizcaya, Cantabria, Santander, Asturias, Santiago, Valladolid, Zaragoza, Soria, Castellón, Cáceres, Ciudad Real, Valencia, Alicante, Badajoz, Múrcia, Sevilla y Granada. Y hablado con la gente de todos esos sitios y más.

Sin embargo la realidad más reciente lleva a replantearse los compromisos. Lo que ahora está pasando en Cataluña viene ya de lejos. Haría falta ser del todo insensible para no darse cuenta que en los años que van desde las olimpiadas (1992) la realidad de la vida y su progreso en Cataluña se ha ido viendo gradualmente dificultada por una desproporción entre lo que aquí se hacía y lo que debería pasar. Entre lo que aquí se trabajaba—y por tanto se contribuía de impuestos—y el retorno en inversiones públicas que dependiesen del gobierno del estado. Entre lo que en Cataluña se avanzaba en ámbitos como la enseñanza o la sanidad y lo que a ese progreso se oponían las decisiones de los sucesivos gobiernos.

Cierto es que los sucesivos gobiernos de la derecha en España han legislado—por cierto con la connivencia de la derecha catalana—en contra de la gente. Pero no menos cierto que, además, en contra o en detrimento de Cataluña. Las políticas de obras públicas, de acceso a becas, de asistencia social se han sucedido con una total ignorancia y desprecio a la realidad de esta esquina de la península que, se quiera o no, es distinta. O en cualquier caso más cara.

No hacía falta que los economistas explicaran el déficit fiscal o la pérdida de ordinalidad, eso que ha sido que Cataluña haya pasado de ser la segunda o la tercera comunidad en recursos o riqueza, a la octava o la décima. Los que trabajábamos en la función pública, como es la sanidad, ya hace tiempo que lo veníamos notando. Que mis colegas en el País Vasco, con el mismo puesto de trabajo y compromiso que yo, ganasen 1500 euros más al mes no tenía más explicación que allí los salarios de los médicos colgaban de unos mayores y mejores recursos, obtenidos por el llamado concierto vasco.

Y luego han venido los oprobios y los desprecios. El intento de modificar el estatuto en el 2006 topó con una hostilidad inusitada por parte de los poderes del estado.
Aunque fuese evidentemente irritante, a mi no me sorprendió demasiado. Conozco muy bien “los poderes del estado”, eso que más o menos injustamente se llama “Madrí”. Es el conjunto de altos funcionarios y directivos de instituciones centrales y centralizadas que no han dejado de manipular los destinos de España desde el siglo XIX. Pertenecen a una clase, a una casta de relaciones personales y familiares que se mantiene por encima y alejada de las realidades de la gente. He trabajado con ellos y para ellos, me he paseado por sus despachos, he estado en sus reuniones y conciliábulos y he leído sus escritos y disposiciones. Viven para ellos y desprecian la periferia o se ríen de ella, subsumiéndola en ese humor regional que tanta gracia les hace. Siguen contando chistes de gallegos, de andaluces o de vascos, ridiculizando idiosincrasias o dejes locales.
Son los dueños del cortijo y les da lo mismo que gobiernen los sociatas o el PP, aunque y por razones obvias, les vaya mejor con los peperos.

Yo no aguanto el Tribunal de Cuentas, en el que la plana mayor son todos primos o cuñados, el Consejo de Estado, momias del pasado, la Abogacía del Estado, leguleyos atrincherados en una oposición que hicieron hace veinte años. La Confederación Hidrográfica de Ebro, El Consejo General de Notarías y Registros, el Centro Nacional de Inteligencia, el Instituto Cervantes, el Consejo General del Poder Judicial, la Federación Española de Fútbol, el Archivo de la Guerra civil de Salamanca, el Real Patronato del museo del Prado, son sólo unas cuantas de las instituciones de las que querría ser independiente. Además de la Guardia civil, el Cuerpo de Inspectores del Timbre, AENA, la Casa Real, la Conferencia Episcopal, Tele5, Florentino Pérez y la trama Gurtel: todo eso confabula contra los catalanes...y una buena parte de los españoles.

Muy probablemente la crisis económica o, mejor dicho, la crisis financiera y la rotura de la burbuja inmobiliaria con su secuela de deshaucios y bancarrotas, han precipitado eso que se anda llamando la “deriva independentista”. Lo cierto es que sin ver una posible salida coherente, los millones de ciudadanos que vienen llenando las calles y las carreteras estos últimos años en manifestaciones multitudinarias no se han vuelto todos locos ni están conducidos por un Artur Mas iluminado.
Ni nos hemos vuelto independentistas una tarde de estas después de ver un partido del Barça.

La suma de oprobios con una conciencia de nación, un recuerdo histórico que se quiera o no está ahí, una lengua y una cultura propias y la esperanza en una posibilidad de que se pueda crear un país nuevo nos lleva a dónde estamos hoy. Y las amenazas reactivas del poder y del gobierno, de que una Cataluña independiente quedaría fuera de la Unión Europea, de la ONU, de la NATo y hasta de la galaxia sólo hacen que estimular los sentimientos independentistas. Entre otras cosas porque, con toda probabilidad, todo ello no responde a evidencias conocidas.

Y en eso estamos.

Ya sabéis que toda mi participación en el independentismo tiene un cierto tono jocoso y festivo. Seguro que podéis haber pensado que viene a ser un divertimento ahora que me sobra tiempo y me falta ocupación, Y hasta de que haya un cierto “revival” de juventud de la lucha antifranquista que provoca sonrisas de vuestra madre cuando me ve preparando “senyeres” y pancartas.
Pero esto va en serio. No sólo el Consell Assessor per la Transició Nacional y sus amplios informes (Libro blanco) sino un montón de gente inteligente, formal y seria, lleva tiempo trabajando para conformar los mimbres de un nuevo estado. Y yo me lo tomo en serio. He publicado un par de docenas de artículos—reproducidos en mi blog La percepción selectiva como esto—en la prensa local y desde hace un tiempo con la correspondiente reflexión.

O sea y en resumen, que sí, que este país va hacia su independencia del reino de España y muy probablemente no sólo porque sus habitantes lo quieran sino porque desde el estado lo empujan. Y si las cosas van por donde van, este 27 de septiembre vamos a dar un paso decisivo hacia un futuro mejor.



Dad.



..

Friday, September 11, 2015

Un proceso democrático, mayoritario y pacífico


Que Cataluña vive un momento histórico está fuera de toda duda. Que llevamos más de cinco años ordenándolo es una evidencia histórica. Y que es democrático, mayoritario y pacífico, también.

Aún no se ha hecho ninguna actividad que pueda considerarse poco o no democrática. Las manifestaciones en la calle, la publicidad, los debates en los medios de comunicación, los artículos de periódicos, las monografías o los documentales filmados, han sido una muestra de imaginación, creatividad y respeto a las opiniones discrepantes. Las elecciones parciales, europeas o municipales han sido obviamente democráticas y ordenadas. Incluso el ejercicio del 9N fue un modelo de actividad reconocido por los observadores internacionales. Por cierto, no se trató de ninguna cosa rara; los anglosajones llaman "straw poll" en unas elecciones que no determinan designación de candidatos o no tienen fuerza jurídica.

Que es un proceso mayoritario define magnitudes cuantitativas. Y es mayoritario porque el opuesto no lo es. Más bien es un conjunto fraccionado de posturas diversas y, también, opuestas entre sí, todo dicho con respeto. Llamamos mayoritario al proceso. Más del 80% de la población de Cataluña está a favor de que el proceso se aclare, que se pueda decidir cuál es la voluntad de la gente. Que al final sea mayoritaria la decisión que se adopte, lo que la gente vote, es lo que queda por ver.

Y es un proceso totalmente pacífico. En el tiempo que llevamos y a pesar de provocaciones y despropósitos varios, en toda la actividad, individual o multitudinaria, no se ha registrado el más mínimo incidente violento. Han salido millones de personas a las calles y las carreteras y no ha pasado nada. Incluso se han dejado las calles limpias; la Vía Catalana proveyó de 2-3 papeleras por tramo y la mayor parte se recogieron vacías. Tampoco se han oído gritos, salvo los que se oyen en los estadios de fútbol, ​​lugares donde el griterío forma parte del paisaje.

Cuando un energúmeno, miembro del Gobierno, y desde el ejercicio de sus funciones, se permite la frivolidad de hacer referencias a la posible actuación de las fuerzas armadas, sólo se puede interpretar como una amenaza. Esto en los países normales y en periodo electoral, es un delito de coacción, por ejercer violencia sobre un proceso democrático.

Los que se oponen al proceso catalán, notablemente el gobierno del estado, hacen continuas referencias a las leyes y la legalidad. Les preocupa enormemente que el proceso sea legal. Esto es normal: las instituciones de un estado deben respetar y hacer respetar las leyes. Pero ambas cosas. Respetar las leyes significa todas. Incluso las que legítimamente proclamen órganos legislativos como, por ejemplo, el Parlamento de Cataluña. Hay que recordar que leyes cambian leyes. Las leyes deben representar la voluntad de los pueblos. Un proceso democrático, mayoritario y pacífico que exprese la voluntad del pueblo se convierte en ley en el sentido de que se debe respetar, sobre todo cuando un articulado concreto se puede resumir en un monosílabo: Sí


(Publicat en català a DiariMés el 14 de setembre de 2015, pag. 9:
 http://issuu.com/mestarragona/docs/mtarragona140915



..

Wednesday, September 02, 2015

Bibliografía propia sobre migracions y salud

BIBLIOGRAFIA PROPIA SOBRE INMIGRACION Y SALUD

De que hablamos los pediatras cuando hablamos de factores culturales”. En Perdiguero E y Comelles JM (eds.) Medicina y Cultura. Estudios entre la antropología y la medicina. Editorial Bellaterra, 2000, pp 54-70 (ISBN: 84-7290-152-1)

International migrations and health care in Spain”, J. M. Comelles, F. Bardají, L. Mascarella., X. Allué. En Health for all, all in health. European Experiences on health care for Migrants, Vulpiani Comelles y Van Dongen, eds. CIDIS/ALISEI, Perugia, Italia , 2001, pp 84-112

The development of health care experiences for foreign migrants in Spain”., L. Mascarella., F. Bardají, X. Allué, JM Comelles. En Health for all, all in health. European Experiences on health care for Migrants, Vulpiani Comelles y Van Dongen, eds. CIDIS/ALISEI, Perugia, Italia , 2001, 144-173.

Spain: a selected bibliography” F. Bardají, L. Mascarella., X. Allué, Comelles JM. En Health for all, all in health. European Experiences on health care for Migrants, Vulpiani Comelles y Van Dongen, eds. CIDIS/ALISEI, Perugia, Italia , 2001, pp 217-221

La competencia cultural de los médicos de asistencia primaria” Allué X. Revista Valenciana de Medicina de Familia XV Congrés de la Soc. Valenciana de MFyC, Llibre de ponències, pp 38-44, Peñíscola, 2003


"De la hegemonía de la clínica a la etnografía en la investigación intercultural en salud." X. Allué, Laura Mascarella, Mariola Bernal, Josep Maria Comelles Esteban, Salud e interculturalidad en América Latina : antropología de la salud y crítica intercultural / coord. por Gerardo Fernández Juárez, 2006, pags. 15-32 ( ISBN 84-8427-481-0)


Los inmigrantes y su salud”. Cuadernos de la Buena Praxis. COMB, Barcelona 2004. versión en español para COM Las Palmas. (Dep. legal B-33655-2004)

La inmigración y su repercusión sanitaria: minorías étnicas, exclusión social y nuevas enfermedades”. En Bioética y Pediatría, Manuel de los Reyes y Marta Sánchez Jacob eds.. SPMYCM. Ergon Edit. Madrid, 2010 pp: 311-321 (ISBN 978-84-8473-859-6)

Adopciones transnacionales. Cuestiones médicas y éticas”. X Allué. Anal. Esp. Pediatr. 2000; 53: 21-24





Wednesday, August 19, 2015

La desena branca

Publicat a DiariMés avui, 19 d'agost 2015



..

Saturday, August 15, 2015

L'atur és un monstre gros

Publicat a DiariMés, el 14 d'agost de 2015



Enlace con la canción de Leon Gieco, cantada por Ana Belén disponible en YouTube.
..

Sunday, July 26, 2015

"Speakers' corner" a Lisboa

Relat d'una experiència

Ahir a la nit, després de recórrer amunt i avall la rua Augusta, i amb el neguit al cos per haver marxat de Tarragona en un moment de molta feina per al grup, vàrem protagonitzar el primer speakers' corner de Tarragona pel Sí a l’exterior.
En Jaume, eufòric per les vacances, envalentit pel document “a coisa” d’en Toni, s’ha decidit a fer el primer “bolo”.
Com no tenim papers per repartir complementaré
l’acció traduint simultàniament al llenguatge dels signes. Agraïda estic al wifi de l’hotel i a Sant Google, que m’han permès realitzar un curset ràpid a la iniciació en aquest art. Doncs, eren les nou del vespre quan vàrem escollir la Praça de Rossío per protagonitzar el “bolo”. A falta d’escala, ens veiem obligats a pispar una cadira d’una terrassa. Estem alerta per detectar-ne una de lliure, i així que un grup de “guiris” deixen una taula en abraonem per agafar una cadira abans no s’hi assegui algú altre.

El Jaume s’enfila a la cadira i comença el “meeting”. I ho fa amb tanta passió que en uns minuts estem rodejats d’una munió d’alemanys, anglesos, italians, ... Jo intento imprimir amb els meus gestos la passió del discurs. Tot va molt bé, però la irrupció d’una parella d’espanyols fa pujar de to el que per a tots és un simple espectacle. És clar, ningú s’assabenta de que va la història. El mascle, ell molt “macho ibérico”, comença a xisclar: “catalanes de mierda, hijos de la gran puta, cabrones, ...” Els “guiris” estan entusiasmats, tots carregats d’alcohol, creuen que forma part de l’espectacle. La dona –ja sabeu que les hormones femenines ens fan ser més conciliadores, ... bé no és sempre així- intenta allunyar l’home cap enfora, ja que cada vegada s’acosta més i més al Jaume. Ell segueix impassible amb el discurs, i a cada insult més passió. Els “guiris” ho viuen com un espectacle de carrer i tant eufòrics estan que comencen a aplaudir i a llençar-nos monedes.

El “macho ibérico”, veient que a cada insult el públic respon amb més crits d’alegria, decideix recular i marxa amb la cua entre les cames, acompanyat de la femella que li recrimina l’actitud. Acabem amb més i més aplaudiments.

I és que “España” mai ens falla.
Gràcies a aquest energumen el “bolo” ha estat un èxit.

Hem recollit 10 euros en monedes d’un cèntim. No us podeu imaginar com ens ha costat arreplegar-les. La vorera és feta formant un pedrís i les monedes estan entaforades i trepitjades entremig de les pedretes. 

Hem pensat que no estaria de més que en Toni ens enviï el full d’inscripció a Tarragona pel Sí. Creiem que som capaços d’aconseguir uns quants socis durant el viatge. Les vacances predisposen a ser més altruistes i tothom està content. Hem decidit que la primera quota la recollirem en efectiu, no fos que en arribar a casa s’ho repensin.
Toni, no et preocupis. Avui hem comprat un talonari per fer els rebuts a tothom que es vulgui adherir a la nostra causa. Si ens envies el full d’inscripció en farem unes quantes fotocòpies. Els deu euros recollits en monedes d’un cèntim, de moment no els ingressarem al compte de Tarragona pel Sí, perquè no en sabem el número, però ja pots comptar amb ells.

Per assegurar l’èxit del proper “bolo”, per si de cas no s’hi afegeix cap “espaol” de forma espontània, hem pensat en buscar la complicitat d’algun grup de catalans que trobem pel carrer i proposar-los-hi que cooperin amb nosaltres fent el paper del “español cabreado”.
Avui, però, hem decidit descansar. Seguirem informant dels nostres èxits com a catalans a l’exterior.

Per altra banda, la vida del turista és bastant dura. No tenim obligacions, tot el dia badem, bevem “cerveja” o “sumo de limão”, mengem “bacalhau a brasa” o formatge amb mel. És esgotador !! Estem segurs que la Tana ens compren perfectament degut a que fa poc ha passat per aquesta mateixa experiència.

Marta
Lisboa, 25/7/2015 

Thursday, July 23, 2015

Un treball digne

Article publicat el 22 de juliol de 2015




..

Wednesday, July 15, 2015

Saturday, July 11, 2015

Un continent de 500 milions d'habitants

Article publicat a DiariMés el 8 de juliol



..

Tuesday, June 30, 2015

Monday, June 29, 2015

Current events (End of June 2015)

This I share with my fiends:

Racial violence in the US. I haven't read enough about the American Civil War but to me it seems slavery was only part of the problem. A very important one, but I got to sense a strong patriotism and anti-big government and independence feelings amongst the rebels. Regretfully today's racial violence and crimes are not circumscribed to the South. Civil wars are not through in just one generation. They drag on and on. See the Carlists wars in Spain. Some say the ETA conflict was the last Carlist war...

Guns and violence. A guy with a gun is bound to shoot somebody. I see no sense in taking away the Confederate flag. Take the guns away instead.

Jihadi terrorism. Last Friday episodes in France, Tunisia and Kuwait City may or may not be connected. But they are connected for sure with the Charlie Hebdo shootings a few weeks ago.
The "We are Charlie" (Je suis Charlie) of solidarity, would now be "we are...what?" "Tourists?"
There is a war out there and the front line is fuzzy. No drone bombings are going to end it.
New defense strategies and new weapons are needed. Like other wars not yet won (the drug war, etc.): follow the money.

Lone wolves. There is not such a thing as lone wolves. Just packs, with members acting individually with sharp fangs. Hunt the pack. They did that in Galicia with the real wolves and extinguished the species in those parts.

Gay marriage. All for it. For what silly reason the gays should be spared the miseries of marriage?

Local news.
Difteria. The death of a difteria child victim after four weeks in the ICU, closed another chapter of the vaccination struggle. Too bad. Two hundred and twenty years of existence and the vaccines and still need fighting for.

Christian Democrats. The until now partner of the ruling party in Catalonia, Unió Democràtica de Catalunya (UDC) is split down the middle over the independence issue. Does anyone care? Less than 3000 card carrying member took part in the poll to decide on the issue in the face of the elections next September 27 (27S). Minority organizations like Procés Constituent , led by an university professor and a radical nun, claim a 49.000 fee paying membership.

Artur Mas. The current president de la Generalitat a Catalonia has made a stronger than ever statement for the Catalan independence asking the political and civil organizations to rally around him facing the elections in 27S  and pursuing government actions to create statehood structures to guarantee the process of independence. The Spanish central government just plans to take the whole shebang to the courts, Supreme and Constitutional, forgetting that old Gipsy curse: "Pleitos tengas, y los ganes" : May you have litigations, and even win them...
 
Assemblea Nacional Catalana. (ANC) Major organizer of massive rallies with a widespread grassroots base proposed its members to join forces towards the 27S elections with other political organizations and parties... but with a rather convoluted question resembling a Vatican proposal concocted by a Jesuit coven...

...we still got a long way to go.

Friday, June 05, 2015

Difteria, vacunas y derechos de los niños (versión larga)



Con el título "Difteria, para cuando el miedo cambie de bando" publico en el blog de Pediatría social una reseña de actualidad. Esta viene a ser la versión larga:

Cuando se anuncia un caso de difteria en la población de Olot (La Garrotxa, Girona) con grave evolución e ingreso en la UCI del Hospital Vall d’Hebrón de Barcelona, se disparan todas las alarmas. Hacía treinta años que no se producía un caso. Evidentemente se trata de un niño no vacunado.

Para cuando empecé a estudiar Medicina, la difteria en epidemia me era conocida por la novela de Luisa Forellad “Siempre en capilla”, ganadora del premio Nadal de 1953. Ello incluía la polémica sobre la personalidad de la autora desatada en los círculos culturales de Barcelona en los años 50. El tema, una epidemia de difteria a finales del siglo XIX en un suburbio de Londres y la lucha por conseguir una antitoxina configuraban una situación enormemente dramática. Con escaso pudor, algunos críticos se atrevieron a decir que una escritora novel (Luisa Forellad tenía 26 años) no podía haber escrito aquel texto estupendo. Llegaron incluso a decir que era la traducción de un manuscrito de un desconocido autor inglés. Falacias y malos rollos del mundo editorial barcelonés de la postguerra. Incluso la traducción resultaba improbable porque, si no me equivoco, por aquella época Luisa Forellad no dominaba el inglés. O sea que difícilmente podía haberlo traducido.

"Siempre en capilla" se incorporó al elenco de mis lecturas que en aquellos años forjaban vocaciones de médicos: "La historia de San Michele" del escandinavo Axel Munthe, "Cuerpos y Almas" del franco-flamenco Maxence Van der Meersch, "La ciudadela", del inglés A.J. Cronin, "No serás un extraño", enorme dramón norteamericano de Morton Thompson y alguna más. Novelas de médicos, algunas llevadas a la pantalla de cine con éxito diverso.

La difteria me acompaña desde siempre. La vacuna de la difteria era obligatoria en España desde 1943, el año en que yo nací. Obligatoria en el sentido de muchas otras obligaciones en un período histórico no democrático. Mi padre, pediatra, me vacunó cumplidamente a partir del verano de ese año, según pude comprobar en un, largo tiempo extraviado, calendario vacunal. Como al año siguiente me vacunó de viruela. De esto tengo el testimonio de una hermosa cicatriz ovalada todavía visible en mi brazo izquierdo. Tuve esa fortuna.

Personalmente, mi sorpresa es que los médicos que han atendido al niño hayan sido capaces de precisar el diagnóstico. Y con ella mi respeto y consideración a su agudeza diagnóstica y precisión procedimental. Creo que se puede afirmar que la inmensa mayoría de los médicos que actualmente atiende niños en este país nunca vieron un caso de difteria. Mi experiencia personal viene ligada a mi edad. Los primeros casos de difteria que tuve oportunidad de ver eran de cuando la tremenda situación de precariedad social acumulaba un considerable contingente de población en barracas en la periferia de Barcelona en los años 60 del siglo pasado. Esta población, en su mayoría procedente de zonas rurales del sur de España, tenía un estado vacunal deplorable, entre otras tremendas deficiencias sanitarias.

Los casos de difteria que vi, en el servicio de Urgencias de Pediatría del Hospital Clínico de Barcelona tuvieron una evolución variable. Recuerdo distintivamente al Dr. Gregorio Peguero llevando a cabo una traqueotomía en la sala de curas del servicio, con un notable dramatismo añadido. La traqueotomía formaba parte de los recursos terapéuticos en los casos de oclusión de la vía aérea a que conduce la infección diftérica. Me llevó un tiempo comprobar que, con una mínima habilidad, una intubación endotraqueal por la boca puede solventar el problema sin echar mano del bisturí.

Las características clínicas de la difteria están ampliamente descritas en la literatura científica y académica. la fiebre elevada, la inflamación faríngea, las adenopatías cervicales, la obstrucción de la vía aérea, etc. Pero hace falta pensar en ella, especialmente en ausencia de una situación epidémica. El diagnóstico lo confirma un cultivo faríngeo. Hay que recordar que la faringe alberga una multitud de microrganismos que deben considerarse flora saprofita, inocua. De hecho los únicos agentes bacterianos causantes de faringitis serían, además del ubicuo Estreptococo β hemolitico tipo A, el S. viridans y el Corynebacterium difteriae, las pasteurellas (pestis y turalensis), y el gonococo. Cuando aparecen en un cultivo de exudado faríngeo en un paciente sintomático, se puede afirmar que son la causa de la infección. El Mycoplasma y la Bordetella pertussis son también patógenos en la garganta pero no causan faringitis. Lo mismo que sucede con el neumococo o el meningococo, presentes en la garganta y que producen enfermedades en otros órganos pero no faringitis.

La evolución sin tratamiento lleva a un progreso de la infección incluso más allá del istmo de las fauces con la formación de membranas purulentas que ocluyen la vía aérea. Además, la miocarditis tóxica acompaña a la mayoría de los casos fatales, que no son pocos. Cuando la caída de la Unión soviética y el desmembramiento de la URSS y el desorden subsiguiente, produjo un desabastecimiento de vacunas, se desencadenó una epidemia de difteria que causó 150.000 víctimas y más de 4000 muertes.

Para tratar el caso diagnosticado en Cataluña ha hecho falta recurrir a los stocks de antitoxina diftérica disponibles en la Federación Rusa, ya que en el entorno de la Unión Europea eran inexistentes.

Quizá es hora que el miedo cambie de bando. Se da por entendido que el empleo de las vacunas en general es fruto del miedo a padecer las enfermedades prevenibles. Prevención y prevenir son conceptos que incluyen actitudes, de una forma u otra, temerosas. Uno se previene porque teme algo y las enfermedades infecciosas graves, a menudo mortales, que han aquejado a la infancia durante siglos, pueden meterle el miedo en el cuerpo a cualquier madre.

Sin embargo, la considerable caída de la incidencia de muchas de esas enfermedades puede haber generado una sensación de cierta impunidad en las gentes. La experiencia de la muerte infantil en Occidente es prácticamente inexistente. Si se exceptúan los ocasionales procesos neoplásicos y los accidentes, cualquier niño que supere el período neonatal tiene garantizada su supervivencia hasta la edad adulta. Eso no ha sucedido sólo por la mejoría en las condiciones de vida, la higiene y la sanitarización de ciudades y viviendas, la nutrición suficiente y la atención a las enfermedades, una gran parte se debe a la prevención activa de las enfermedades transmisibles.

Hace siglos del “más vale prevenir que curar”. Y además de valer más, es más barato. La distancia entre el coste de la vacuna, de unos pocos céntimos y los 585 euros de cada día de hospitalización, calculando por lo bajo, en una UCI pediátrica, es considerable. Quizá también sea hora de anunciar a los antivacunas que sus decisiones son muy caras y que deberían ellos afrontar su coste.

Tampoco es que las vacunas sean una cosa moderna. La "vacuna" por antonomasia, la vacuna de la viruela, que se obtiene de la viruela de las vacas y que permitió la erradicación de esa enfermedad en todo el mundo, se empezó a utilizar hace doscientos veinte años.

Privar a un niño de su derecho a ser protegido es una maldad. Privar a un niño de protección, de una protección eficaz como son las vacunas, es una agresión sin paliativos a sus derechos a la integridad física y a la supervivencia. No vacunar a un niño no es tratarlo bien, como a todos los demás. Es tratarlo mal: una forma de maltrato. Y eso es un delito de omisión de asistencia a un menor, perseguible de oficio. A mi los padres antivacunas me merecen escaso respeto. Sus argumentos son erróneos y falaces, su composición social de entre las clases más privilegiadas en educación y medios económicos, sus posturas próximas al pijerío insolidario, sus principios socio-religiosos en el borde del sectarismo. Unos incoherentes que se abrochan el cinturón de seguridad de sus automóviles e instalan programas antivirus en sus ordenadores personales, pero privan a sus hijos del derecho a protegerse de males indeseables. Me va a costar muy poco al próximo padre que se manifieste antivacunas y su hijo enferme de algo evitable, llevarlo ante el juez.

A mi entender así debería ser. No está lejano el tiempo en que a familias desestructuradas de la marginación, negligentes en los cuidados de sus hijos, víctimas estos de abandono y falta de cuidados, la ausencia de las vacunas ha sido utilizada como argumento por parte de los servicios sociales para obtener la retirada de la custodia o patria potestad a los padres.
En algunos países, notablemente en el estado de New York, en EEUU, la mera falta de acudir a las visitas de seguimiento del pediatra de Atención Primaria es suficiente para abrir un expediente de retirada de las ayudas sociales y, con ello, como la manuntención de los hijos es difícil, promover la retirada de la custodia. Tremendos métodos burocráticos que, en aras de la eficacia, se ceban en los segmentos de población más desprotegidos. Otra cosa parece ser cuando unos padres estúpidos o desinformados, generalmente de clases sociales privilegiadas, deciden no proteger a sus hijos de males conocidos y terribles, por capricho u obcecación. Ahí los poderes sociales acaban mirándolo con benevolencia y consideraciones a las libertades individuales. Y los niños a sufrir.
Nuestra sociedad occidental es así de injusta, incoherente y cargada de prejuicios.

Será pues cuestión de meter miedo a los padres imprudentes. Que entiendan que si no tratan bien a sus hijos, igual no se merecen tenerlos.

..

Thursday, May 28, 2015

Post eleccions municipals 24MAIG2015

Mitja setmana després de la contesa electoral municipal (i autonòmica a altres llocs) tothom ha dit la seva i els dubtes s’han anat aclarint. Pot encara haver-hi alguns dubtes sobre qui o com ha guanyat, però els que han perdut ho tenen molt clar, diguin el que diguin.
Com que unes eleccions són una aposta de futur, interessen les valoracions de les intencions i aquestes estan lligades a la mateixa essència dels que s’han presentat. Faran el que pensen, no el que diuen o han dit. Això és un condicionant per què dels contendents coneguts es pot albirar el que poden arribar a fer, però els que són nous, ho fan més difícil per què les seves “essències” no estan prou definides.

El que importa però, és que farem nosaltres. Als que hem decidit ésser actius en l’àmbit de la política o, si es vol, de les relacions socials i, més concretament, amb la idea de que Catalunya pot ser un país nou, diferent, i independent, els resultats ens marquen alguns camins.

A mi m’apareixen dos: un de clar, si és que ja no ho era, que condueix cap a incidir en els àmbits locals on les idees de la independència encara no han trobat lloc: els barris perifèrics.
L’altre és sobre les institucions. Sobre les organitzacions socials que tenen poder i influència sobre decisions col·lectives. Tots dos tenen dificultats i fan difícil d’avaluar si els esforços tenen rendiment. Però aquesta és l’aposta.

El que m’ha quedat força clar és que l’independentisme es mou cap a l’esquerra i sobre aquesta premissa s’hauria de treballar precisament sobre “les dretes”. Tradicionalment les dretes són poruques. Com a conservadors els hi fa por el futur, sobretot si no el controlen. Llevar aquesta por és crucial. L’altre camí, portar als sectors més populars el convenciment que el camí cap a la recuperació de l’estat de benestar passa indiscutiblement per la independència, tanca el cercle.


Som-hi.


..

Monday, May 25, 2015

Matrimoni i patrimoni

Article publicat avui a DiariMés



..

Thursday, May 21, 2015

El dia 26

Article d'opinió publicat a DiariMés de 21 de maig del 2015

http://www.youblisher.com/p/1141912-Diari-Mes-2-795/ , a la pàgina 26!



--

Saturday, May 16, 2015

Historia, proyectos y proyecciones de la sanidad y la salud en Catalunya


Publicado en 

Salud 2000
Política Sanitaria, nº 146, mayo 2015

Xavier Allué. Antropólogo médico. Consultor docente, Universitat Oberta de Catalunya.

 La sanidad, la atención a la salud en Catalunya siempre ha tenido algunos rasgos peculiares. La actividad asistencial siempre se vio acompañada de iniciativas más teóricas sobre la noción de la salud, la gestión de la asistencia y el ejercicio de la medicina. Incluso en 1976, los Médi- cos y Biólogos de Lengua Catalana (1), reunidos en Perpiñán porque, muerto el dictador, aún no estaban las cosas para ciertas actividades, llegaron a presentar una nueva y avanzada definición de salud: aquello que permite una existencia
autónoma, solidaria y feliz.
Tampoco sería una novedad porque planes y proyectos sanitarios para Catalunya se vienen elaborando desde cuando la Mancomunidad, a principios del siglo XX.
Durante el primer gobierno de la Generalitat, tras constituirse las comunidades autónomas, se elaboró un proyecto detallado de cómo debería ser la sanidad en Catalunya desde la Consellería, en la que se habían integrado numerosas personas procedentes de la oposición al franquismo (y más concretamente del PSUC). El primer «Pla de salut» (2) delineaba las estructuras tanto organizativas como asisten- ciales en lo que sirvió de base para el desarrollo de la sanidad en los siguientes años. Las competencias en sanidad fueron transferidas a la comunidad autónoma de Cataluña en 1980, durante el primer gobierno de CiU. Se transfirieron las competencias, pero no los recursos económicos, que fueron objeto de negociaciones posteriores, pero nunca de forma completa o satisfactoria. A partir de la publicación de la Ley General de Sanidad y con las competencias asumidas se desarrolló lo que se ha dado a conocer como El modelo sanitario catalán (3). El proceso se consolida con la aprobación y puesta en marcha de la Ley de Ordenación
Sanitaria de Catalunya (LOSC) en 1990 (4). Diversas fuentes oficiales de la Generalitat, del Colegio Oficial de Médicos, de diferentes universidades en programas de formación han escrito largo y tendido sobre la sanidad cata- lana y sus características. Además, fuentes privadas, de gabinetes de estudios como CAPS (5), los consorcios hospitalarios o los de organizaciones sindicales, han aportado su visión de cómo es y, también, cómo debiera ser la sanidad en Cataluña.


                                         Nadie ha aportado jamás pruebas creíbles, ni contables ni clínicas, de que la gestión privada sea mejor
La XHUP
La realidad catalana, por la que los centros hospitalarios dependientes de lo que fue el Insalud o el INP apenas cubrían la asistencia de la mitad de la población, y las dificultades de inversión llevaron a los gobienros de CiU a diseñar un modelo en el que se integrasen en la red asistencial pública to- da una serie de centros, algunos de nivel terciario como el Hospital Clínico de Barcelona o el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau. Se trata de hospitales de titularidad semi-privada, gestionados por fundaciones, patronatos o directamente por los ayuntamientos que, desde tiempo casi inmemorial (6), se han hecho cargo de instituciones asistenciales y hospitales locales. Gradual- mente, a la XHUP (acrónimo en catalán de Red de Hospitales de Utilización Pública) se han ido incorporando hospitales existentes, otros reformados y otros más de nueva creación en diferentes municipios medianos y cabeceras de comarca, de manera que «no haga falta recorrer más de 30 km para encontrar un hospital en Catalunya», como anunció la Generalitat. La mayor parte de estos centros se agrupa en dos organizaciones patronales: la Unió Catalana de Hospitales y el Consorci Hospitalari de Catalunya. El régimen económico de estos centros es el del concierto con el CatSalut, el macroorganismo que ges- tiona los recursos económicos y fun- cionales de la Consejería de Salud en la estructura de la Generalitat.

El Institut Catalá de la Salut
El Insalud catalán se encuentra también bajo el paraguas del CatSalud, aunque mantiene una autonomía de gestión y un régimen estatutario para sus empleados. Lo forman ocho hospitales, cuatro en el área metropolitana de Barcelona, uno en cada capital de provincia, más otro en Tortosa, la población grande más alejada de la capital. Y , además, la red de Asistencia Primaria de Centros de Salud por todo el principado.
Lo que podría entenderse como ha- cer de la necesidad virtud, al considerar públicos los hospitales que, simple- mente, funcionaban con dinero público, ha encubierto una gradual pulsión hacia la privatización de la asistencia y, también, una serie de casos de corrup- ción flagrante que resultan escasamente edificantes y que ponen en cuestión todo el modelo. (El último el tremendo caso Innova al insertarse más de 3000 prótesis de cadera defectuosas en connivencia de hospitales privados y una empresa fabricante con fuertes ligámenes con el ayuntamiento de Reus, con más de 70 personas imputadas)
La asistencia primaria, en cambio, ha mantenido la organización y estructura del antiguo INP de ambulatorios gradualmente transformados en centros de salud, en su inmensa mayoría propiedad y gestión del Institut Catalá de la Salut, conservando su funciona- miento presupuestario y la selección de personal en los parámetros de lo que siempre hemos llamado «la Seguridad Social», el «seguro». Esta realidad es habitualmente constestada, discutida y lamentada por las patronales de la XHUP por lo que tiene de control de los flujos de pacientes. El cómo se ha mantenido así ante los continuos embates de los diferentes gobiernos, partidos políticos, patronales y otras fuerzas vivas y poderes fácticos sigue siendo, para los que observamos la realidad de la sanidad pública, un interesante misterio (!).

Las mutuas
En Catalunya existe una larga tradición, ya centenaria, de mutualismo asistencial sanitario. Con ciertos altibajos a lo largo del tiempo, en los años del desarrollo económico de fin de siglo y principio del actual, la oferta e importancia han crecido de forma notable. En algún momento, casi el 50% de la población catalana había suscrito una póliza de seguro médico asistencial y hacía uso habitual de los recursos médicos y hospitalarios que ofrecen. Además, el mutualismo se extiende a los ámbitos de los accidentes, tanto los de tránsito como los laborales, que se mueven por circuitos paralelos al sis- tema asistencial público. Este sistema de doble cobertura asistencial ha funcionado satisfactoriamente para mucha gente, eligiendo uno u otro sis- tema en función de las características de sus problemas de salud. Se elige la mutua para la atención de situaciones como la maternidad, el parto, natural- mente los accidentes y una buena parte de la atención especializada como la cirugía electiva, la cirugía plástica, la oftalmología o la odontología, entre otras. Y, sobre todo, por la oferta hostelera de habitaciones privadas, es- casa lista de espera y trato social y atención privilegiados.
La existencia de las mutuas ha llevado incluso a decir a algún dirigente sanitario que si no fuese por eso, «la sanidad pública catalana no podría absorber la demanda asistencial de los catalanes».

La oferta privada
Al lado de todo el sistema, se tiene que considerar la prestigiada oferta privada de asistencia médica. En lo que un día se concibió como el «Barcelona Medical Center», varios centros hospitalarios de alta calidad se postulaban como centro de atención tanto para pacientes autóctonos como procedentes de otras áreas del Estado o del extranjero. Lo que fueron antiguas clínicas privadas cuyos titulares eran médicos de prestigio y, más tarde, familias, se han ido transformando en institutos como Dexeus, Puigvert, Barraquer o Planas, dedicados a especialidades concretas (ginecoobstétrica, oftalmología, cirugía plástica), u otros especializados como el Instituto Gutmann, y los hospitales privados SCIAS, Teknon, Quirón y otros.
La política de la Consellería de Sanitat ha procurado en los últimos años encontrar una forma de conciliación con todo el sistema. Aunque, tratándose de gobiernos conservadores, se ha hecho protegiendo en todo momento los intereses de las instancias privadas, y seguir manteniendo, aunque sin crecer, los centros del ICS, que, como suele suceder, asumen la patología más com- pleja y onerosa. Esta fórmula permite que unos ganen dinero y otros reciban atención cuando las cosas se ponen feas...
En el relato de la «Historia» del mo- delo catalán se incluye toda una serie de disposiciones y regulaciones que se muestran en la página web del CatSalut (7), especialmente en los últimos años, bajo una supuesta reforma que en realidad no aporta más que «humo» político ante una gestión embarrancada en recortes e insuficiencias.
En general, sin embargo, la apreciación es que se trata de un buen sistema sanitario con excelentes resultados clínico-asistenciales y razonablemente ajustado a los presupuestos económicos, lo que lo sitúa sin ambages entre los mejores del mundo. Buenos resultados y un coste proporcionalmente muy bajo cantan la eficacia del sis- tema.
Lamentablemente, y en los últimos años, se ha sumado a las dificultades económicas y financieras de la crisis económica la aparición y desarrollo del movimiento soberanista, agudizado a partir de las sentencias adversas al nuevo Estatut de Catalunya, que han dado lugar a la percepción generaliza- da de que las cosas deben cambiar. En lo que respecta a la sanidad, los tremendos recortes presupuestarios de los últimos gobiernos de CiU, sumados a los a su vez promovidos por los real- izados por el gobierno del Estado, han determinado un grave deterioro tanto de la asistencia como de la satisfacción de los profesionales, que han visto sus sueldos reducidos dramáticamente y sus expectativas profesionales coartadas. A la vez se contempla un gris panorama futuro cuando los recortes han afectado muy seriamente a los pro- gramas de investigación, con la con- siguiente repercusión tanto a corto como a largo plazo.
Para muchos, la única vía posible pa- ra reconducir la situación pasa por la independencia de Catalunya del Esta- do español. Las esperanzas que se de- positan en un futuro Estado propio in- cluyen tanto las mejoras económicas como los necesarios cambios en el con- trol de la gestión. Y ello sin soslayar los serios problemas que plantea la sanidad en general y la asistencia sani- taria en concreto en todo el mundo liga- dos a realidades como el envejeci- miento de la población, las enfer- medades emergentes, la inmigración, el creciente coste del sistema, la mayor exigencia de la población y la continuada necesidad de renovación de procedimientos, técnicas e incluso de los profesionales.
En un repaso rápido se pueden consi- derar:
1. Problemas de la sanidad asistencial pública
– Los problemas generales asisten- ciales de irregularidad de recur- sos, las trabas burocráticas absurdas y el desorden. La distribución de la población en el Principado viene siendo un determinante con una acumulación en la zona metropolitana de Barcelona, mientras que en el resto del territorio la población es mucho más dispersa. Tal situación ofrece dificultades en ambos ámbitos: en la zona metropolitana evidentemente hay más recursos hospitalarios de nivel terciario, pero a la vez el acceso a la asistencia primaria es más dificultoso. La distancia hasta los centros terciarios priva de recursos a veces vitales a una parte de la población1.
– El fraccionamiento asistencial en función de intereses corporativos (médicos, enfermeros, farmacéuticos, otros, etc.) o de gestión, y la falta de continuidad en el proceso asistencial (primaria, especialidades, terciario, etc.). Los discursos sobre la prioridad de la asis-

                                La apreciación es que se trata de un buen sistema sanitario con excelentes resultados clínico-asistenciales

tencia primaria y su creciente capacidad resolutiva se vienen abajo cuando se comprueba la precariedad laboral, la limitación de re- cursos y la dejadez de la gestión.
– El distanciamiento entre los intereses de los enfermos (o del público) y los de los profesionales, muchas veces de carácter cultural: dos lenguajes diferentes, horarios diferentes, prioridades diferentes. (La insatisfacción del público solo tiene un paralelo: la insatisfacción de los profesionales.)
– La desatención sistémica a la salud mental. Cuantas veces se menciona que es la pariente pobre de la sanidad, otras tantas se hace omisión de atención y se mantiene en manos privadas y con exclusividad en amplias zonas del Principado (Instituto Pere Mata, por
ejemplo).
–La creencia arraigada entre los 
dirigentes (básicamente de derechas, pero también otros) de que la sanidad pública es «insostenible» con recursos públicos y que la gestión privada es más eficiente. Un discurso que se repite sin que NADIE haya jamás aportado pruebas creíbles; ni contables, ni clínicas ni de gestión. Solo contabilidades parciales sin garantías.
2. Problemas de la sanidad preventiva (salud pública)
– Control ambiental insuficiente. A

pesar de los esfuerzos, aspectos como la contaminación del suelo por metales pesados, del aire en el área metropolitana de Barcelona y el mar en toda la costa están muy lejos de lo deseable. Y sobre ello gravita una actitud indulgente con las industrias y actividades más contaminantes.
– Excesiva medicalización de la prevención y la promoción de la salud, que debería ser más social.
– Persistencia de tabúes sobre los hábitos y estilos de vida, y de mensajes contradictorios sobre lo que es sano y lo que puede ser po- tencialmente peligroso para la salud.
– La infuencia de los sectores industriales (farmaindustria, industria alimentaria, sector del automóvil, etc.) sobre las políticas sanitarias.
3. Problemas de salud que son problemas sociales (y viceversa)
– El envejecimiento de la  
población.
–  La patología de la supervivencia.
 Los supervivientes con minusvalías y la carga que representan.
–  Las enfermedades crónicas sin o con difícil tratamiento.
–  La marginación, la pobreza y la exclusión. 
–  La inmigración y sus componentes sanitarios, la mayor parte ligada a lo anterior.
–  La demanda sanitaria espontánea o fuera de horas: las URGENCIAS y su gestión (8), con sus anuales recurrencias coincidentes con las epidemias invernales de gripe y otras patologías respiratorias.

A todo esto hay que añadir las naturales dificultades de la asistencia sanitaria del día-a-día, con patologías de mayor complejidad, enfermedades emergentes, mantenimiento y modernización de los centros sanitarios, además de las necesidades de una salud preventiva más ancha y más profunda.
Algunas entidades se han movilizado para ofrecer una respuesta a todos estos problemas con un cambio en las políticas actuales. Como en otros pun- tos de la geografía del Estado, las «Mareas Blancas» llegan incluso a proponer puntos concretos en forma de decálogo con soluciones (9).

Las organizaciones independentistas incluyen en su ideario y propuestas de futuro los elementos que esperan conseguir en un futuro NUEVO PAÍS, para una Catalunya independiente:

– Una asistencia sanitaria pública, de cobertura universal, sin discriminación de clase, género o raza, gratuita, pagada con los impuestos, digna, suficiente y de calidad.
– Un sistema sanitario público con la gestión controlada directamente por entes representativos de participación de profesionales, trabajadores y pacientes, a todos los niveles de la administración y de los centros.
– Un sistema sanitario público transparente en la gestión de su funcionamiento y la de los recursos económicos disponibles.
– Un sistema sanitario público sostenible porque lo queremos sostener, a los niveles que el progreso de la ciencia y la técnica nos aporte.
– Una asistencia privada para los que lo quieran, pero con el control necesario para que prime la atención sobre el lucro y que responda públicamente de los resultados asistenciales.
– Un sistema asistencial suficiente que ordene la asistencia según criterios clínicos, de género y sociales, no económicos, donde las listas de es- pera solo sean instrumentales para el funcionamiento de los servicios.
– Unos profesionales y trabajadores sanitarios que accedan a sus puestos de trabajo por convocatorias públi- cas y que reciban remuneraciones y salarios dignos, puntuales y proporcionales al trabajo desarrollado.
 Un más efectivo apoyo social (sociosanitario) a los enfermos crónicos y los discapacitados y dependientes, suficiente, amplio y de distribución territorial cercana a la gente. Recursos adecuados para que quien lo precise tenga acceso a prótesis, or- tesis y otros aparatos, y mecanismos necesarios para la movilidad o la actividad, y una lucha efectiva contra las barreras arquitectónicas.
– Una dedicación efectiva a los programas de salud preventiva, salud y educación sexuales, prevención de la violencia de género, el deporte y las actividades de ocio.


Notas
1 Recientemente se ha creado una considerable tem- pestad mediática sobre la disponibilidad de centros de atención aguda a los infartos de miocardio (Unidades de Hemodinámica) que en algunas cap- itales de provincia, como Tarragona, solo per- manecían abiertos media jornada, teniendo que trasladarse a BCN los ingresos a otras horas. Tras meses de protestas y el fallecimiento en el traslado de un farmacéutico conocido, se ha accedido a la apertura de las unidades 24 h/7 días.
Referencias bibliográficas
1. Llibre d’actes, X Congrés de Metges i Biòlegs de LL. Cat. 1976.
2. Pladesalut1979.ConselleriadeSanitat,Generalitat de Catalunya.
3. Modelsanitaricatala http://salutweb.gencat.cat/ca/el_departa- ment/model_sanitari_catala (consultado el 3 de marzo de 2015).
4. Legislación sobre ordenació sanitària a Catalunya. Quadern de legislació 23. Sept. 1999 (ISBN 84-39-4857-6) http://catsalut.gencat.cat/web/.content/mini- site/catsalut/ciutadania/serveis_atencio_salut/com_es_gestionen/normativa_relaciona- da/losc.pdf (consultado el 3 de marzo de 2015).
5. Elsistemasanitarienfrontlacrisi.QuadernCaps Temàtic n. 35 Desembre 2013, Barcelona. http://www.caps.cat/images/stories/Quadern_caps35__SISTEMA_P%C3%9ABLIC_DE_SALUT.pdf (consultado 3 marzo 2015).
6. Comelles JM I cols. Assaig sobre l’estructura i les transformacions de les institucions d’assistència. Inst. Estudis Vallencs, 1991. ISBN 84-86083-23-0
7. http://salutweb.gencat.cat/ca/el_departament/model_sanitari_catala/historia_del_model/ (consultado el 3 de marzo de 2015).
8. Urgencias. De 0 a 24 horas, X. Allué, Ed. Mira, Zaragoza (ISBN: 84-89859-55-8).
9. Propostesperaunamareablanca: http://dempeusperlasalut.wordpress.com/2015/03/04/propostes-per-una-marea-blanca-o-de-salut-de-catalunya/ (consultado el 4 de marzo de 2015).