Saturday, June 24, 2017

Com anem. Anem bé?

Comentario a otro bloguero...

Hace unos dias contestaba a otro bloguero a través de los comentarios del blog de Lluis Foix, anterior director de la La Vanguardia y notable por su sentido común y prudencia titulado en catalán:  No anem bé… 

Y decía yo: ...pero al Rajoy no vale la pena preguntarle nada porque es la nada personalizada. Los periodistas, incluido nuestro estupendo anfitrión, el señor Foix, tampoco tienen ninguna obligación para con la historia, más allá del registro y, ocasionalmente, el relato.
Y sí, vamos por el camino sin mapas ni calendarios. Pero igual en otros tiempos sólo tenían mapas y calendarios algunos privilegiados y otros espabilados, desde Metternich a Allenby, el terceto de Yalta o, ahora, el G20 o el Club Bildeberg. Quizá cuando mirasen cómo han ido las cosas, en los relatos de los periodistas o los recuentos de los historiadores, es posible que pensasen que no, que no era eso lo que tenían en sus mapas y sus calendarios.

La historia evoluciona a trompicones las más veces y las cartas de navegar sirven para los viajes, y eso no siempre. Construir la historia puede quedar fuera del alcance de los más imponentes de sus protagonistas. Mientras, quisiera pensar que la historia la construyen los pueblos, la gente, aunque sea una propuesta marxista y siempre abierta a análisis y discusiones.

A medida que avanza el proceso hacia la independencia de Cataluña, coloquialmente el "prucés" por antonomasia, van surgiendo voces con razonables dudas sobre la viabilidad de las iniciativas políticas y su progresión en el calendario. Sin embargo, me da la sensación de que las dudas se apoyan en preconcepciones y carencia de datos precisos, asumiendo como ciertos los que son ya viejos mientras que los recientes contienen la incerteza de la parcialidad tanto cuantitativa como cualitativa: quiero decir que son parciales por fragmentarios que pretenden generalizacions que sólo soporta la estadística inferencial, y que son parciales en el sentido de que toman parte o partido sobre las cuestiones planteadas. Reconozco que mi interpretacion de la existencia de sesgos inherentes a los métodos cuantitativos se enraiza en mi escasa confianza en nuestros colegas sociólogos, que a su vez es un sesgo y un prejuicio. Pero me justifico con los repetidos y estentóreos fracasos de las predicciones que venimos viendo en los últimos tiempos sobre resultados electorales y otros.

Es cierto, sin embargo, que los eventos futuros se decidiran por métodos cuantitativos de votos a favor y votos en contra. Tal es la raiz y consecuencia de un referendum. Y ahí yace la principal discrepancia actual. Por un lado los responsables del gobierno de la Generalitat de Catalunya ya han decidido que toda la cuestión del encaje de la nacion en el contexto de las naciones debe dilucidarse via referendum. Y se han fijado ya la fechas, el 1º de octubre, y la pregunta que incluye además la construción del estado catalan en forma de República. Por otro lado, la oposición frontal por parte del estado español, personificado por su gobierno, a la celebración del referendum, dejando aparte los condicionantes de su inclusión en el marco legal y las piruetas sobre si la soberanía pertenece a todos los ciudadanos del estado y demás, lo que muestra es un terror pánico a que el referendum lo gane Cataluña. Como ya hemos comentado en otras ocasiones, ojalá estuviesemos tan seguros de que el referendum se ganará como lo están en la Moncloa.

Y todo ello por el desconocimiento profundo de la realidad catalana. Eso que ahora se ha dado en llamar "la oficialidad" del estado que incluye, además del gobierno del Partido Popular, el amplísimo colectivo de altos funcionarios y dirigentes de instituciones estatales, no dan signos de tener ni idea de lo que es y que pasa en Catalunya en esta segunda década del siglo XXI. Todo el "aparato" del estado madrileño en general tiene poco conocimiento y escaso aprecio por la España periférica más allá de que sus gentes sirvan de mano de obra, sus empresas de recursos económicos en forma de impuestos y sus territorios de zonas de ocio para ir de feria en primavera, de playa en verano, de caza en otoño y a esquiar en invierno. Son los Jefes de negociado de los diferentes organismos ministeriales, la gente del Tribunal de cuentas, los miles de ingenieros del ministerio de Fomento sin otro trabajo que dibujar estructuras radiales, miembros de las cúpulas del Poder Judicial, de la inspección de Hacienda, de la Abogacía del estado, de la Dirección de Puertos del Estado a 400 km. del mar, de ministerios sin competencias como el de Cultura o el de Sanidad, los Registradores de la propiedad, los notarios, los de RENFE, de AENA, los del cuerpo de Interventores, los militarotes, los mandos de la Guardia civil y los policías que, como sólo andan por las cloacas, no saben lo que pasa encima (ver mi post https://xallue.blogspot.com.es/2016/06/las-conspiraciones-contra-cataluna-2016.html). Todos los que se reunen en cónclave bisemanal con las gentes del dinero en el palco de Bernabeu: el centro del poder. Todos herederos de la España negra que junto con la jerarquía dela Iglesia católica destruyó la República, se reasentó durante la dicatdura franquista y que resiste el paso de la historia atrincherada en una Constitución pactada con los militares y que mantiene la monarquía borbónica de personajes fulleros, puteros y contrabandistas de armas sin siquiera una legitimidad dinástica.

Pues no, no se enteran porque cuando vienen a Catalunya se quedan en la Barcelona de "Upper Diagonal", se ven con empresarios del Opus y con cuatro "botiflers" que les ocultan que el PP es una organización residual que sólo detenta una alcaldía de 453 vecinos, de los 948 municipios que hay en Catalunya.

Desde aquí invitamos a todos que se paseen cualquier tarde por Vich, por Manresa, por Berga, por Valls, por Puigcerdà, por Amposta, por Solsona, por Calafell, por Terrassa, por Reus, por Tremp, por Mollerusa, por Mataró, por Vilafranca del Penedés, por Olot o por Figueras, y si le sobra tiempo por Lleida, Girona o Tarragona... y que hablen con la gente. Que entren en una papeleria a comprar un boli o a una pasteleria y pidan un pasta local y pregunten: "Com anem?".

A poco que se fijen, verán que una gran parte de la gente hace tiempo que han desconectado con el estado. En esas poblaciones ya no hay Guardia civil, los envíos se hacen por empresas de mensajería porque Correos no funciona y el euro es una moneda multinacional--aunque algunos se acuerdan que la peseta era una moneda catalana, diminutivo del peso o de pieza de a ocho, "piecita"--y no hay otros símbolos del estado en el entorno. Las guarniciones militares de la División de Montaña desplegadas para combatir los "maquis" desaparecieron en los años 80. Al rey sólo lo ven algunas matronas de peluquería en el "Hola!" y las infantas parecen un símbolo de consentidas. Las industrias llevan ya un quinquenio abriendo mercados en el extranjero de manera que el 68% de su producción está ya destinado a la exportación. Los inmigrantes aprenden catalán (menos los sudamericanos) y se sienten integrados en su mayoría.

También les invitamos a acercarse a las macromanifestaciones de cada 11 de septiembre de los últimos cinco años. Dos millones de personas en la calle y, cuando acaban, no queda en el suelo ni un papel, a diferencia de cuando se corre una maratón o el Barça monta una rúa de celebración. A ver si encuentra una explicación. O también a analizar la composición de las muchedumbres de los otros actos reivindicativos de la Assemblea Nacional Catalana en pro del refrendum, o en apoyo de los líderes procesados delante del palacio del TSJC: 40 o 50 mil, de clase media, gente mayor y jubilados activos, que la gente joven está en el curro o cuidando los niños. 

Hay que acercarse a los centros cívicos, "casals d'avis" o a las instalaciones deportivas. O a las Ramblas la diada de Sant Jordi y comprobar que cada año se editan 9.000 nuevos títulos en catalán que, evidentemente, alguien compra.

Anem bé...


XA.


Tuesday, May 30, 2017

Vegetal, animal, mineral


La dieta humana, en los últimos 500.000 años viene siendo variada. Pongo esa cifra por su proximidad a los restos paleoarqueológicos que se encuentran en este entorno próximo. Nos dicen que los humanos son más bien omnivoros: que comen lo que pillan, incluso a la luz de los hallazgos en el yacimiento de Atapuerca, se comen a ellos mismos. También nos dicen que esa capacidad o avidez para comer cualquier cosa es lo que ha permitido al género humano desarrollar más su cerebro y ampliar sus límites de supervivencia, por encima de otros seres vivos. Y para contentar a los creacionistas, con ello cumplir con el mandato de crecer, multiplicarse y dominar la tierra (Génesis 1, 28).
Así comemos animales, generalmente después de matarlos, vegetales después de arrancarlos del suelo o de las ramas y minerales en la medida que nos hagan falta (Que sí, minerales también: sal, yodo, hierro, magnesio, zinc, etc. en cantidades mínimas pero imprescindibles para mantener la salud. Ah! y agua, que también es mineral aunque salga del grifo).
Así llevamos un tiempo. Y esa manera de comer ha determinado bastante la configuración de nuestra anatomía, los huesos de la cara, las mandíbulas, nuestros dientes e incluso nuestro tubo digestivo. Los carnívoros puros tienen colmillos más eficaces y garras. Los hervívoros se han quedado con los ojos al lado de la cara para mirar a todos lados mientras comen; y unos estómagos multicavidades estupendos para digerir la madera…
La comida forma parte de la cultura que, a su vez, viene determinada por la disponibilidad de los alimentos. Cuando tienes de una cosa, aprovechas para hacerla más apetitosa. Así la gente que vive en la costa se esmera en preparar los pescados, los que viven en zonas húmedas los vegetales más jugosos y los que tienen poco, hacen  lo que pueden.
Ultimamente han proliferado movimientos culturales que defienden las dietas exclusivamente vegetales. Todo es respetable mientras no perjudique a nadie. Especialmente a los niños y por varios motivos: como dependientes que son, no se les permite elegir cuando hay disponibilidad. Como humanos en crecimiento, precisan ciertos principios inmediatos (ya sabéis: carbohidratos, grasas, proteinas, minerales y vitaminas) en mayor y más específica proporción que los humanos de otras edades. También los viejos.
Lo malo son las exageraciones, los radicalismos y, también, las majaderías. Donde yo vivo, una ciudad del primer mundo, rica hasta la opulencia aunque las diferencias sociales nos hagan pensar lo contrario, se ha montado (si me permitís el coloquialismo) un considerable “pollo” a cuenta de que un restaurante vegetariano, supuestamente ha impedido la entrada a madres que ofrecían un biberón de leche, mal llamada, artificial a su bebé.
La redes sociales se han disparado, la polémica ha alcanzado el extremo del esperpento, los propietarios del local lo han desmentido, los talibanes de la teta han echado su cuarto a espadas y una pequeña tormenta en el vaso de agua de la calle Mayor de mi ciudad, ha provocado torrentes de diatribas y denuestos desde todos los ángulos.
Recomendación para “navegantes”: no os metáis en líos. Defended los derechos de los niños a tener una alimentación completa (primero, claro, que tengan qué comer) y denunciar a los incoherentes vegetarianos que llevan zapatos y cinturones de cuero, ropa de lana de oveja y se muerden las uñas.
____________________________________________

Hay una versión en inglés que traduje para una amiga anglófona, y que reproduzco aquí:

Animal, vegetal, mineral

The human diet, in the last 500,000 years has been varied. I put that figure for its proximity to the paleo-archaeological findings that are in my surroundings. They tell us that humans are rather omnivorous: they eat whatever they can get hold of, and in the light of the findings at the Atapuerca prehistoric excavations, they even eat themselves. They also tell us that the ability or eagerness to eat anything is what has allowed mankind to further develop its brains and expand the limits of survival well above other living beings. And to satisfy the creationists, thereby fulfilling the mandate to grow, multiply and dominate the earth (Genesis 1:28).

Thus we eat animals, usually after killing them, vegetables after they are torn off from the soil or from the branches, and minerals as we need (and yes, minerals too: salt, iodine, iron, magnesium, zinc, etc. in minimal amounts, but essential to maintain health. Oh!, and water, which is also a mineral even if comes from the tap).

That has been going on for a while. And that way of eating has quite determined the configuration of our anatomy, the bones of the face, the jaws, our teeth and even our digestive tract. Pure carnivores have more effective tusks and claws. The herbivores have their eyes on the side of the face to watch on all sides while they eat, and super multi-cavity stomachs to digest the wood...

Food is part of the culture which, in turn, is determined by the availability of food. When you have an edible thing, you take care to make it more appetizing. So the people who live on the coast work hard to prepare the fish, those who live in humid areas the juiciest vegetables and those who have little, do what they can.

Lately, there have been cultural movements that advocate exclusively vegetable diets. Everything is respectable as long as it does not harm anyone. Especially for children and for several reasons: as they are dependent on adults, they are not allowed to choose what is available. As growing humans, they need certain immediate principles (you know: carbohydrates, fats, proteins, minerals, and vitamins) in greater and more specific proportion than humans of other ages. Also the old people.

The wrong thing is the exaggerations, the radicalisms and, also, the nonsense. Where I live, a city of the first world, rich to opulence even if social differences make us think otherwise, there has been a conflict when a vegetarian restaurant has allegedly banned mothers who brought in formula bottles for their babies, claiming it was an animal derivative.

The social networks exploded, the controversy has reached stratospheric heights, the owners of the premises have denied it, the Taliban of breastfeeding pitched in, and a small storm in the glass of water on the main street of my town, has caused torrents of diatribes and insults from all angles.

Recommendation for "sea/net fearers": do not get into trouble. Defend the rights of children to have a complete diet (first, of course, to have something to eat) and denounce incoherent vegetarians who wear shoes and leather belts, sheep wool clothes and bite their nails.


Saturday, May 27, 2017

Manchester

Manchester

El último episodio de ataque terrorista a población civil europea ha ocurrido en la ciudad de Manchester, la segunda conurbación más populosa de Inglaterra: dos docenas de muertos y 120 heridos en un ataque suicida a la salida de un concierto de música pop en la Manchester Arena. A las víctimas de la explosión se han sumado otras por la avalancha producida por el pánico. Sigue en secuencia a los atentados más recientes de Estocolmo en abril, Westminster en marzo, Berlín en diciembre del año pasado, en Niza el verano pasado, en el aeropuerto de Bruselas en marzo 2016, en París la discoteca Bataclan el noviembre anterior … y más antes en Londres en 2005 o en Madrid en marzo de 2004.

No se pueden casi ni contar los centenares de atentados ocurridos sólo en lo que va de siglo en los países del Oriente Medio ni los miles de víctimas causadas por el extremismo islamista, pero como suele ser habitual, todavía hay muertos de primera y otros de “tercera”. La violencia se soporta con la distancia.

Que la respuesta del gobierno británico haya sido el despliegue militar por todas las ciudades resulta poco comprensible y más en un país donde, tradicionalmente, los policías no acostumbran a portar armas.

Justo al día siguiente del ataque, una de las cadenas de televisión españolas emitió en horario de tarde una película de 2013 cuya trama giraba en el entorno de un atentado terrorista con un camión-bomba. Creo entender que fue una casualidad porque seguro que la programación ya estaba hecha aunque y en cualquier caso, la dirección de la cadena no optó por cambiarla. “Closed circuit” relata la situación alrededor del atentado mostrando la conspiración de los servicios secretos para culpar a un sujeto que respondía al perfil de yihadista, cuando en realidad el atentado había sido causado por un fallo en teledirigir a otros y que se les había ido de las manos. Creíble o no, evocaba las especulaciones conspiranoicas alrededor del atentado de Madrid del 2004.

Soy poco amigo de teorías de la conspiración entre otras cosas porque estoy convencido que la realidad supera casi siempre la ficción y suele ser más simple.

Lo que sí resulta evidente es la desproporción entre las medidas que se implantan después de un atentado y los supuestos resultados. Al menos de los publicados.

Tanto en el caso de Madrid-2004 como en el de Manchester, se ha comentado que la técnica empleada en el manejo de explosivos era aparentemente demasiado sofisticada para la capacidad que se les suponía a los sospechosos. Como también se hizo en el ya lejano en el tiempo atentado contra Carrero Blanco en 1973. La referencia a posibles connivencias con aparatos de la inteligencia subterráneos y de intereses oscuros, refleja una cierta incapacidad para aceptar una realidad tremenda, asociada al fracaso en la prevención y evitación de tales desastres por parte de quienes tienen asignada esa responsabilidad.

Igual que fracasó el fabuloso sistema norteamericano de vigilancia Echelon--fabuloso por su extensión, por las leyendas en su alrededor y por su dudosa legalidad--en prevenir el ataque la las Torres Gemelas, parece como que los servicios policiales que aparentemente tienen fichados a muchos sospechosos, no llegan a tiempo para evitar sus acciones.

Lo que se ha dado en llamar la “Guerra al Terror” de momento se está librando en escenarios diversos y en campos de batalla imprecisos. Se ha hecho poco para impedir la financiación de activistas por parte de gobiernos o estados que, por otro lado no figuran en la lista de enemigos. Sigo sin entender cómo los Estados Unidos no ha tomado conciencia que todos los terroristas que secuestraron los aviones del 11-S eran ciudadanos de la Arabia Saudí, como lo era el perseguido y supuestamente eliminado malvado de todas las maldades Osama Bin Laden.

Mientras tanto, las aceras de las calles de Europa se van ocupando por policías en arreos de combate o soldados de cuerpos de élite, supuestamente con órdenes de disparar a matar, aunque no esté muy claro a quien.


Habrá que equiparse de cautela.



Sunday, May 14, 2017

Viva Tàrraco Viva

Ave! Salutació romana encara vigent. Podem recordar que aquí, a Tàrraco, som els mateixos que quan la ciutat era reconeguda com "colònia", assentament de ciutadans romans lluny de la seva ciutat i part de l'imperi. I quan la política va canviar a Roma, aquí vam seguir sent els mateixos. Conèixer aquella distant època serveix per saber d'on venim en el temps i per què som com som. Les pedres són un record físic, palpable, "de pedra picada" amb epigrafies que són un relat històric, com ens ensenyà Geza Alföldy. Però conservem moltes més coses. La llengua és una d'elles puix que, com s'ha dit, parlem llatí amb accent català (!). I una bona part de les lleis, sobre tot les bàsiques civils, del dret romà. I les costums, les celebracions del cicle anual de solsticis i equinoccis. A més algú pot recordar que la festa major del 23 de setembre és l'aniversari de la mort d'August, i la festa major petita del 19 d'agost--per cert, el mes d'August--és l'aniversari de la seva mort. Pot ser que no higi ha proves fefaents, però el romescu, llevat dels tomàtecs fruita americana, sona molt a salsa "romana", oi?

Que un fantàstic festival de reconstrucció històrica ens ajudi a celebrar-lo és una oportunitat per no perdre-la. No és el mateix que l'Arqueologia, ciència històrica, ni és com altres manifestacions folklòriques com puguin ser els Armats de la Setmana santa, que recorden i honoren significats confessionals tradicionals. L'existència de Roma i el seu llegat dona per això i molt més. La mateixa església majoritària aquí es qualifica de Romana, pels seus vincles amb la seu italiana.

Tàrraco Viva és una oportunitat per a conèixer millor una realitat antiga, a l'hora distant i present, poder-la ensenyar als més joves i als nostres visitants, cada any més nombrosos. Per més que algun estúpid indocumentat hagi qualificat de "casposa" la realitat de la romanitat de Tarragona, molts sabem que tenim un compromís amb nosaltres mateixos i una excel·lent matèria per a promocionar la nostra ciutat de forma continuada, anual, reiterativa i alhora original cada any amb nous actes i dedicacions.

Enguany, la figura d'Adrià, un dels cinc "bons" emperadors, originari de la Bètica, presideix les activitats del festival. Ell va visitar Tàrraco en més d'una oportunitat. Fins i tot va ser víctima d'un atemptat quan un boig el va atacar amb un punyal, del que sortosament va sortir il·lès. Adrià va gaudir del nostre clima que, fa quasi dos mil anys, tenia la mateixa benignitat d'avui dia. "Tàrraco, ubi vera aeterna est", Tàrraco, on la primavera és eterna.

Gaudiu doncs del festival i la nostra eterna primavera. Salut.
.

Tuesday, March 21, 2017

Justicia


Article aparegut a DiariMés de Tarragona el 24 de febrer de 2017 sobre la Justícia, just a tall de les actuacions judicials contra politics catalans.









...:

Friday, January 06, 2017

Cuento de la noche de Reyes





La noche de Epifanía está llena de simbolismos, ilusiones y aventuras desde mucho antes de que nos la endulzase William Shakespeare en su comedia "Twelfth Night, or What You Will". En esta parte del mundo se celebra la adoración de los magos relatada en el evangelio de Mateo (2, 1-2) como una tradición antigua. Magos, que no reyes, imposición monárquica de la época más moderna, cuando la traducción de lo que en la "Vulgata" y en la Biblia del rey Jaime son "hombres sabios", sin atribuciones políticas. Para que luego hablen de manipulaciones.

En una población cercana, tradicionalmente religiosa y de confesionalidad católica, desde siempre han recibido a los Magos, que llegan a la ciudad por una oscura carretera ascendente, con unos farolillos de cartulina. Antes de bujías y ahora de bombillas LED. Desde hace unos años, entre las decoraciones de los farolillos se incluyen unos con un símbolo de una estrella cuatribarrada, que igual sirve para demostrar identidades como para recordar la estrella de los Magos. Este año se habían casi agotado y sólo se repartieron los restos del anterior. Pero algún iluminado intolerante dio en interpretar que esos farolillos representaban una manipulación política de los niños y un asalto al estado central. Publicado en la prensa, desató un alud de rasgaduras de vestiduras, desmelenamientos y despropósitos. Especialmente por parte de los voceros de la intolerancia del estado hacia cualquier cosa que no se acomode a la ranciedumbre de sus incoherencias históricas. El resultado ha sido que la demanda de farolillos se agudizó y al final éste año la cabalgata de los Magos fué recibida con más farolillos que nunca, con estrellas, barras o estelas de cometas y jolgorio colectivo. Y el año que viene, más.

En la ciudad donde vivo hace años que la cabalgata, entre la iluminación de las calles y las aglomeraciones, se decidió prescindir de las antorchas que acompañaban la cabalgata por motivos de seguridad y recomendación de los bomberos. Los Magos llegan aquí por mar, en una de las barcas de pesca que hacen un breve trayecto desde el muelle de pescadores, que en realidad queda a poniente, hasta la escalera de autoridades del puerto comercial. O sea que muy "del Oriente" no vienen. Pero la ilusión de la chiquilleria no está para detalles geográficos. Desde allí arranca la cabalgata con sus carrozas de cartón piedra, una cohorte de romanos a caballo, que lo de la romanidad aquí está muy arraigado, y un camión de los bomberos con su largísima escalera. Abre y cierra la cabalgata la Guardia Urbana con motos, coches, luces estroboscópicas y aullidos de sirenas.

Como cada año, nos fuimos a casa de la tía Maria Dolores a ver la cabalgata. Vive en una zona más céntrica en un piso alto dotado de mirador, con buenas vistas. Nos recibe con un despligue de canapés primorosos, bandejas de jamón, dulces, turrones y un enrome roscón de 60 centímetros que encarga a la pasteleria del señor R., famoso por su estupenda crema pastelera. El roscón está decorado con frutas escarchadas que sólo me gustan a mí, piñones tostados y azúcar, y relleno de mazapán. Entre el mazapán se oculta una figurilla de ceràmica de representación variable para el más afortunado, y una haba seca, que tocará supuestamente al que tenga que pagar el roscón. Tal cosa no llega a tener realidad, como no sea para embromar a algún nuevo cuñado que no esté al tanto de que la tía Maria Dolores ya pagó el roscón al encargarlo.

Mientras los niños correteaben por el largo pasillo y los demás le dábamos un tiento al vino, se fue acercando la hora de la cabalgata. Al oirse ya las sirenas de la Guardia Urbana, agolpados en el mirador y quejándose de que no veían bien, como también sucede cada año, decidieron bajar a la calle para ver la cabalgata y así poder alcanzar algun caramelo de los que echan los pajes a la multitud. De hace un tiempo los caramelos estan etiquetados como que "no contienen gluten", una sensibilidad que hay que agradecer a la comisión de fiestas.  

Matilda, Lina, Nora y Pol quisieron bajar en ascensor. Esta tropa vive habitualmente en barriadas periféricas semirurales, de viviendas de una planta. Hábiles en trepar árboles, sortear márgenes, subir peñascos o saltar las olas pastueñas del Mediterráneo, todavía se fascinan ante artilugios urbanos como los ascensores o las escaleras mecánicas de los grandes almacenes.

Y, de repente, aquí se detuvo el tiempo.

En realidad lo que se detuvo fue el ascensor. Entre la planta tercera y la cuarta. El ascensor pertenece a una época en que los ascensores se añadieron a las viviendas ya construidas, ocupando el hueco de la escalera. Pero de eso hace ya tiempo y su vetustez sería merecedora de alguna renovación. El caso es que se quedó entre pisos, con los niños atrapados. Los gritos ante el percance al principio iban en la dirección de que los sacasen de allí porque se iba a pasar la cabalgata sin poder verla. Pero al poco ya tenían la angustia del encierro. Acudimos todos al rellano más próximo y a voces, porque no se alcanzaba a ver el interior del ascensor, las madres intentaban tranquilizar los maullidos, en dos o tres idiomas, porque son de culturas diversas. Por fin se consiguió que el más mayor nos diese el número del teléfono del mantenimiento del ascensor, impreso en un cartelito encima de los botones. Menos mal, porque, como enseguida se dijo, alguien podía haber tenido la idea de inscribir el numerito de marras "fuera" del ascensor. 

En estos días de teléfonos móviles, se marcó el número de los ascensoristas para topar, ¡como no! con un contestador automático anunciando el horario de oficina, ya ampliamente superado a la hora de la cabalgata y una propuesta de número para emergencias ininteligible. Hicieron falta cinco llamadas a la obtusa grabación para entre dos o tres llegar a completar la secuencia numérica. Atendió el operario, muy amable, pero cuando dijimos donde era el problema, enseguida vino a notar que, desde donde estaba, un poligono industrial de la periferia, le iba a llevar un rato. Además con todo el lío de la cabalgata, el tráfico estaba cortado en muchas calles y no sabía cómo iba a llegar. Le ofrecimos un trayecto alternativo y vino a decir que haria lo posible. Bajamos a la calle porque en la calleja de la esquina habían cerrado el tránsito y allí había un funcionario de la vigilancia de aparcamientos, para explicarle el incidente y anunciarle que el técnico intentaria llegar por la bocacalle. El hombre, con una cierta impotencia por escapar la cuestión de sus responsabilidades, nos dijo que mejor llamar a la Guardia Urbana. Eso hicimos y al poco se personaron dos amables agentes que ante la situacion manifestaron su incapacidad técnica para afrontar el asunto.

Mientras, los gritos de los encerrados habían cesado ante los esfuerzon tranquilizadores de la madres. Eso empero, apenas resultaba tranquilizador para los demás que, al no oír nada, nos preocupábamos por saber si todo iba bien.

Apareció un vecino que nos informó que en el último piso, el sobreático, en algún sitio debía haber una llave para abrir la puerta del ascensor desde fuera. Tras la escalada, efectivamente se encontró la llave, pero al mismo tiempo, la prudencia nos vino a decir que abrir la puerta podía crear riesgos adicionales y, además, al estar el ascensor detenido entre plantas, tampoco iba a permitir sacar a los niños. Entonces llamamos a los bomberos. Los de la Guardia Urbana dijeron que eso es lo que hay que hacer, que los bomberos están para estas cosas. Claro que los bomberos iban en la cabalgata con su camión de escaleras, pero que seguro que había más bomberos y que ya sabrían sortear las dificultades de tráfico que la cabalgata determinaba.

Y llegaron los bomberos que, de momento, no propuesieron muchas soluciones y, al saber que el tècnico estab supuestamente de camino, pues que mejor esperar su llegada. Mientras subían y bajaban escaleras, desde el portal hasta el sobreático para ver si daban con la caja de fusibles, apareció un tanto agobiado, el técnico de los ascensores. No estaba claro si por la situación y la aglomeración de gente en la escalera, de vecinos, guardias, bomberos y familia todos hablando a la vez, o por tratarse de niños los encerrados, no acertaba a encajar la llave para abrir la puerta del ascensor y acceder a los mecanismos. 

Finalmente y con la ayuda de un bombero encaramado por encima de la caja que abrieron la puerta exterior. Entonces anunció que iba a bajar el ascensor hasta el portal y que podrían salir. Abajo se fueron casi todos mientras que Lina, desde dentro del ascensor y según nos dijo luego, explicaba a sus primos, ella siempre en lo peor, que iban a cortar los cables y que el ascensor caería hasta abajo!!
Pero no. Cuando tocó el mecanismo el ascensor subió como un palmo. Dijo algo ininteligible, el bombero que estaba arriba se separó y el ascensor subió un par de palmos más. Y luego otro tanto, suavemente y como en cámara lenta. Finalmente llegó al nivel de la cuarta planta. Por fin la puerta se pudo abrir al empujar un resorte que fija la puerta el bombero que estaba arriba.

Allí estaban los cuatro atrapados, acurrucados en el suelo del ascensor, con cara de incredulidad y muy quietos. Con un grito de "Fuera!", los agarré de la ropa y de tres tirones los saqué en un montón a los brazos de sus madres. ¡Bieeen!

Ahí empezaron los llantos y gemidos de alivio de la tensión vivida que se hubiesen prolongado de no ser por un grito de "¡Vamos a ver el final de la cabalgata! y se lanzaron todos en tropel por las escaleras y a la calle.

La tia Maria Dolores se quedó firmando un parte de averias con el técnico mientras que los bomberos y los guardias salieron tambén corriendo porque recibieron un aviso de un accidente en la otra punta de la ciudad.

A la carrera subimos hasta el Ayuntamiento justo para ver a los Magos y los pajes, descabalgados de las carrozas de cartón piedra y algo azacaneados por el trajín de la cabalgata, que aún tuvieron tiempo para acariciar a los más pequeños antes de subirse al estaribel que habían preparado en la plaza para que saludaran al gentío.

Cumplido el trámite, todos a casa. Una cena presurosa y a la cama. Aún no eran las 9 y los niños se quedaron fritos en un minuto, menos Pol, el más mayor, que medio despierto le iba dando vueltas a la aventura.

No lo van a olvidar nunca. Yo tampoco. Aunque este cuento podemos concluirlo con el título de otra de las obras de Shakespeare: "All's well if ends well".






Friday, November 25, 2016

Trump...eting away

The election of Donald J. Trump as the next president of the United States has been viewed as a catastrophe. Pundits, newsreels, journals, especially in Europe are rubbing their eyes in incredulity after seeing the US constituency award such a person with the highest official post in the country and, just as well, the world.
I may or may not see it coming but I was not entirely surprised. I could not see Hillary as the lesser of two evils. They were both quite undesirable, which seems what made a fair size of the American electorate to rather stay home. It's just another way of understanding democracy. That, plus the convoluted system of the electoral votes, so close to gerrymandering. Looks like at the end of the recount Hillary got more than 2 million votes over Trump. So there.

I read a recent article claiming the US contains eleven different cultures (http://www.businessinsider.com/the-11-nations-of-the-united-states-2015-7) that may help non-Americans to understand why things are as they are.

I am not in a particularly optimistic mood, but I had the feeling Donald Trump cannot be worse than Ronald Reagan or GW Bush. He seems smarter than any of them... At the end, you have to judge the man not for what he says but for what he does, and that's to be seen.

So cheer up and enjoy the beginning of the season: Happy Thanksgiving!!

Surfing the web with the word "trump" I cliqued on "trumpet" and I stumbled on this:
https://www.youtube.com/watch?v=Wa2vzx-aNrw

May this be my little gift.


..